Eslovaquia y Polonia ayudaron

14-06-2003

El "Sí" de los ciudadanos checos a la Unión Europea fue realmente aplastante, si tomamos en cuenta el escepticismo que en un principio reinaba en la atmósfera. Sobre el tema conversamos con nuestro colega Federico Picado.

Foto: CTKFoto: CTK ¿Desde tu punto de vista a qué responde el cambio de actitud de los ciudadanos, que asistieron casi de manera masiva?

"Yo creo que a ello ayudó muchísimo el hecho de que hubo referendums antes en Eslovaquia y Polonia. Se trata de países vecinos con los que la República ha mantenido lazos históricos muy importantes y sus relaciones de cara al futuro serán cada vez más intensas. Y quizá no hubo cambio de actitud, simplemente no se cumplieron los deseos de los detractores de la Unión Europea que trataron de crear un ambiente de escepticismo de euroescepticismo que no se cumpió."

¿Quiere decir que en caso contrario la República Checa se hubiera visto afectada por ello?

"En caso de que los ciudadanos hubieran votado NO, como lo deseaban y sugerían algunos líderes oposicionistas, la República Checa hubiera perdido, o al menos postergado por mucho tiempo la recuperación de su lugar entre las naciones democráticas del Viejo Continente."

¿Muchos de los retractores de la Unión Europea, insisten que el ingreso significará cierta pérdida de soberanía?

"Creo que ese ha sido uno de los "cocos" con los que se quiso asustar a los votantes. Pero es suficiente viajar a los países comunitarios y preguntar, convivir con los ciudadanos y darse cuenta en qué ha constituido la...y perdone la palabra "cacareada" pérdida de parte de la soberanía."

Mucha gente teme que el ingreso en la Unión Europea traerá también desventajas.

"El pertenecer a determinada agrupación o club, siempre exige el cumplimiento de ciertas reglas, pero entramos a determinada agrupación de manera voluntaria sabiendo que hay que cumplir con derechos y deberes. Como dijera el presidente de Eslovenia Janez Drnovsek, los países del Este pueden introducir en la Unión Europea el elemento eslavo y crear alianzas con países que defienden cierta tendencia u orientación. En los últimos 50 años la Unión Europea ha defendido la paz, la democracia y la estabilidad, por lo que creo que la República Checa se incorpora a una organización, que si bien tiene también ciertos problemas, cuenta con la experiencia suficiente para seguir adelante y garantizar la estabilidad continental."

14-06-2003