Escolares checos piden ayuda psicológica

01-02-2001

Los escolares checos recibieron este miércoles su informe de notas del semestre. La denominada "Línea de Seguridad", un número telefónico para ninos en estado de emergencia, ha registrado un aumento de llamadas por parte de ninos traumatizados por su calificación.

Cada año marcan este número de teléfono especial unos 19 000 ninos para consultar con los psicólogos sus problemas personales. El 17% de las llamadas tiene relación con su aprovechamiento en la escuela. Uno o dos meses antes de la entrega del informe de calificaciones prevalecen las llamadas en las que los escolares preguntan de cómo mejorarlas. Pocos días antes de la entrega de este documento lo único que los ninos quieren saber es de cómo decirles a sus padres que las notas que recibirán, no son tan buenas como esperan.

Hay ninos en los que el denominado "miedo sano", que les incentiva a mejorar el aprovechamiento, se convierte en un verdadero trauma que podría desembocar en serios problemas psíquicos. Y precisamente es esta categoría de escolares traumatizados la que llama, durante el período de entrega del informe de notas, la Línea de Seguridad telefónica para ninos en estado de emergencia.

Tan sólo los escolares de las regiones afectadas por la epidemia de gripe tienen que esperar hasta la semana próxima para recibir la hoja de notas debido al cierre temporal de las escuelas. Pero también estos ninos, que todavía no conocen los resultados de sus estudios, comparten el miedo a la reacción de sus padres en caso de traer malas notas a casa.

En esta situación los psicólogos aconsejan a los padres: no castigar a sus hijos por las malas notas; hay que estar al tanto de su aprovechamiento durante todo el año escolar. Los padres también deberían tener en cuenta las verdaderas capacidades de sus hijos y no plantearse exigencias exageradas.