Escándalo de corrupción salpica por primera vez al actual Gobierno checo

18-08-2015

El ministro checo del Interior, el socialdemócrata Milan Chovanec, se ha visto inmerso en un escándalo de soborno en la empresa estatal Correos Checos. Uno de los implicados ha declarado que parte del dinero del soborno era para el ministro y otra parte para financiar el partido.

Milan Chovanec, foto: ČT24Milan Chovanec, foto: ČT24 La actual coalición de Gobierno ha mostrado en su año y medio de vida una estabilidad sin precedentes en la historia moderna de la República Checa. Pero esto puede empezar pronto a cambiar. El ministro del Interior, el socialdemócrata Milan Chovanec, es uno de los nombres que aparece en una trama de soborno recientemente descubierta en la empresa pública Correos Checos.

El caso, destapado por el portal Neovlivni.cz, comenzó cuando el miembro del Partido Socialdemócrata Kamil Choc pidió un soborno de 110.000 euros al empresario Lukáš Čadek a cambio de solucionar su conflicto legal con Correos Checos. Čadek sin embargo lo denunció a la Policía. Choc se defendió diciendo que el dinero no era para él, sino que una parte iba destinada al ministro del Interior, bajo cuya competencia recae Correos Checos, y otra para el Partido.

Petr Gazdík, foto: Khalil Baalbaki, Archivo de ČRoPetr Gazdík, foto: Khalil Baalbaki, Archivo de ČRo No es la primera vez que se descubre un lazo turbio entre Correos Checos y el Gobierno. Actualmente la Policía investiga un caso de sospecha de soborno y manipulación de concurso público que implica a Correos y a Agrotec, una de las empresas propiedad del Ministro de Finanzas, Andrej Babiš. Por este motivo el partido Alcaldes e Independientes (STAN) ha pedido una auditoría de esta compañía estatal, explica su vicepresidente, Petr Gazdík.

“Nos resulta ofensivo sobre todo que Correos Checos, bien sea en el caso con Agrotec o ahora con el asunto del ministro Chovanec, se haya convertido en víctima de los jugueteos de los partidos gobernantes. Y más dada la situación actual, cuando la empresa no está bien administrada y cada año tiene que cerrar cientos de sucursales. Es algo indignante, por eso pedimos una auditoría independiente sobre la administración de Correos para ver si la empresa no es de hecho una gallina de los huevos de oro de los partidos políticos”.

Foto: ČT24Foto: ČT24 En caso de que la auditoría la lleve a cabo una agencia escogida de forma transparente, el Partido de Alcaldes e Independientes estaría dispuesto a contribuir económicamente para pagarla.

Por su parte, tanto Milan Chovanec como el Partido Socialdemócrata y Correos Checos niegan cualquier implicación en el asunto. Para este jueves hay programada una reunión del Consejo de Seguridad del Estado que tratará el tema, a petición del mismo ministro del Interior.

ALKOM, foto: Google Street ViewALKOM, foto: Google Street View Chovanec ha señalado que existen esfuerzos por desestabilizar el control de Correos Checos desde algunos sectores del Ministerio del Interior. Miembros de la Socialdemocracia apuntan a una relación entre este caso y el de la empresa de seguridad ALKOM. Correos Checos rescindió recientemente su colaboración con esta compañía y lanzó un concurso público para elegir a otra agencia de vigilancia. ALKOM por su parte denuncia incumplimiento de contrato.

18-08-2015