Encuesta: La crisis del Gobierno afecta a socialdemócratas y favorece a los Piratas

La crisis política de las últimas dos semanas no tiene un vencedor claro. Esa es la conclusión a la que ha llegado la agencia demoscópica Median en una encuesta para la Radiodifusión Checa.

Andrej Babiš, foto: ČTK / Vít ŠimánekAndrej Babiš, foto: ČTK / Vít Šimánek La oposición política convocó una moción de censura contra el primer ministro Andrej Babiš, la Socialdemocracia que integra el Gobierno de coalición le dio la espalda al Gabinete, pero eso no provocó la caída del Ejecutivo, y ambos siguen gobernando apoyados por los comunistas.

Petr Bartoš, los Piratas (Foto: ČTK / Roman Vondrouš) Petr Bartoš, los Piratas (Foto: ČTK / Roman Vondrouš) Así puede resumirse el final de una crisis que sacudió los cimientos del Gobierno encabezado por Andrej Babiš. De acuerdo con la agencia la más afectada puede ser la Socialdemocracia, tal y como indicara Martin Kratochvíl de Median.

“La Socialdemocracia dispone de todo el potencial para convertirse en el partido más afectado por la reciente crisis. El comportamiento de esta agrupación perjudicó sus preferencias en mayor medida que las del primer ministro o del movimiento ANO”.

El movimiento ANO del primer ministro Babiš tampoco ha salido airoso, pero tiene un mayor potencial de recuperación, estima el experto.

“Es probable que las preferencias de voto del movimiento ANO se reduzcan en un 4%. Pero fácilmente puede recuperarse gracias a los votos que capture de otras formaciones. Esto servirá para mantener cerca del 30% que le adjudican las encuestas”.

De acuerdo con los resultados de la encuesta, el 41% de los consultados considera que el presidente de la República, Miloš Zeman, tuvo una actitud adecuada de cara a la crisis.

Representantes de la Socialdemocracia (Foto: ČTK/Ondřej Deml)Representantes de la Socialdemocracia (Foto: ČTK/Ondřej Deml) Hilando un poco más fino, el especialista Martin Kratochvíl sostiene que la oposición tampoco ganó, pero de cierta manera se ha visto beneficiada.

“Los únicos que pueden ganar algo son los partidos opositores de derecha, en primer lugar los Piratas. Pueden movilizar a los jóvenes que votan por primera vez, e incluso a los electores que en los comicios pasados no acudieron a las urnas”.

Por su parte, el vicepresidente del Partido Socialdemócrata, Martin Netolický, ha indicado que su agrupación se vio envuelta en la búsqueda de salida a una crisis que no provocaron.

El detonador de la crisis fue Andrej Babiš Jr., el hijo del primer ministro, quien en declaraciones al servidor Seznam Zprávy dijo que había sido secuestrado y llevado a Crimea para impedir que atestiguara contra su padre sospechoso de abuso de subsidios de la Unión Europea para la construcción de la granja Nido de la Cigüeña.

Desde el inicio de la crisis y del anuncio de la moción de censura quedó claro que la oposición no contaba con los votos necesarios para tumbar al Gobierno. Se trató de una especie de pulso para medir la correlación de fuerzas en las filas de la oposición y de poner a prueba la firmeza de la coalición gobernante, así como el poder del presidente de la República, coindicen los analistas.