En Praga fue abierto el mayor centro acuático de Europa Central

09-05-2008

En las afueras de Praga, en la zona industrial de Čestlice, fue abierto esta semana un centro acuático que, con su extensión de 16 mil metros cuadrados, llega a ser el mayor parque de su género en Europa Central. Mi colega Ivana Vonderková les ofrece más detalles.

Foto: CTKFoto: CTK Al entrar en el parque acuático de Praga-Čestlice, al visitante le da la sensación de encontrarse en las playas del Mar Mediterráneo o del Caribe. El sol calienta, el aire tiene una temperatura constante de 30 grados, personas en trajes de baño descansan en una playa de arena o se están tomando una copa en un bar cercano, mientras los niños juegan en el agua.

El nuevo centro acuático de la capital checa tiene tres partes y una capacidad para dos mil 100 visitantes. Estos tienen a su disposición piscinas bajo techo con un sinnúmero de atracciones acuáticas, restaurantes, bares y tiendas. También pueden practicar deportes, ir a la sauna, solario o masajes, según sostiene Roman Štěrba, director del establecimiento.

Foto: CTKFoto: CTK “El concepto de esta obra es excepcional. Está dividida en tres partes, tomando en consideración los diversos gustos de las personas. A los ciudadanos activos está destinado el Palacio de las Aventuras con un río artificial con corriente rápida, tres deslizaderos y seis toboganes, el mayor de los que tiene 140 metros de longitud. Las madres con hijos preferirán el Palacio de los Tesoros con diversiones para niños y al Palacio de Relajación se dirigirán las personas que prefieren tranquilidad y gustan de nadar”, dijo Štěrba.

El director del centro acuático, Roman Štěrba, considera que entre las mayores atracciones figuran una piscina con oleaje artificial y una piscina de coral.

“El agua en la piscina de coral tiene 34 grados y el visitante tiene a disposición un bar en el agua. Con la piscina enlazan además dos grandes acuarios, en los que pronto habrán tiburones y otras especies de peces. O sea que las personas tendrán aquí la sensación de que están nadando en medio de los tiburones”, señaló Štěrba.

En Praga – Čestlice se puede practicar también el buceo, sumergirse a una profundidad de hasta ocho metros y atravesar un tubo especial de buceo. Los principiantes en este deporte tienen la posibilidad de asistir a cursos de submarinismo.

09-05-2008