En los hospitales checos faltan enfermeras

16-03-2015

La atención de los pacientes en muchos hospitales checos corre peligro. La falta de enfermeras es cada vez mayor debido al éxodo de este tipo de personal a Alemania donde reciben una mejor remuneración.

Foto ilustrativa: ČT24Foto ilustrativa: ČT24 A la ya crónica falta de galenos en la República Checa se suman ahora las enfermeras. Los hospitales de la mayoría de las regiones del país han puesto el grito en el cielo ante el crítico faltante de enfermeras.

A pesar de la gravedad del problema se trata de una situación provocada por un mal identificado. Los médicos y las enfermeras no están satisfechos con sus sueldos.

Martin Beránek, foto: Archivo de la organización Doktoři za uzdravení společnostiMartin Beránek, foto: Archivo de la organización Doktoři za uzdravení společnosti La peor situación se registra en los hospitales cercanos a las fronteras con Alemania y Austria, indicó Martin Beránek, médico de la región de Karlovy Vary.

“Existen muchos hospitales y clínicas que ofrecen mejores condiciones de trabajo, y sobre todo sueldos mucho más altos”.

En los hospitales de esta región faltan unas 60 enfermeras. Las jornadas de trabajo son de 12 horas y los sueldos oscilan entre los 650 y 900 euros. Por un trabajo similar en Alemania la remuneración ronda los 1.250 euros.

Gabriela Píchová, enfermera jefe del hospital de Karlovy Vary, explicó las dificultades que atraviesan.

“Debido a la falta de enfermeras nos hemos visto obligados a unir el trabajo de varios departamentos, lo que genera un mayor estrés y bajas por enfermedad”.

Foto: Filip Jandourek, Archivo de ČRoFoto: Filip Jandourek, Archivo de ČRo En un intento por evitar el éxodo de médicos y enfermeras, el Ministerio de Salud y otras instituciones, tratan de elevar los salarios a 1.800 euros para las enfermeras y a 2.900 euros para los galenos.

Las organizaciones sindicales sostienen que en la República Checa faltan en este momento más de 2.000 enfermeras.

En un pasado no muy lejano las organizaciones sindicales del sector de la salud protagonizaron una batalla contra el oficialismo al que amenazaron con que los médicos cambiarían los hospitales checos por los alemanes.

Foto ilustrativa: ČT24Foto ilustrativa: ČT24 Tras varias semanas de tire y afloje las autoridades checas y los sindicatos llegaron a un compromiso, los médicos recibirían un aumento salarial dosificado, a cambio de que permanecieran en el país.

Las dificultades vuelven a reaparecer, pero con el inconveniente de que las enfermeras y muchos médicos no piden diálogo ni negociaciones, simplemente se van al hospital que les pague mejor, por lo general a Alemania.

16-03-2015