En las afueras de Praga se construye el mayor aquaparque en la RCh

30-06-2003

El próximo año, los habitantes y visitantes de Praga tendrán a disposición una nueva atracción. En las afueras de la capital checa se abrirá un enorme parque acuático, el más grande de Europa Central.

Los aquaparques gozan de gran popularidad en la República Checa. Hace todavía un par de años, en el país no había ninguno y los checos se veían obligados a viajar al extranjero para poder visitar alguno. Había un sinnúmero de piscinas clásicas pero, claro, estas no pueden compararse ni de lejos con los parques acuáticos que, junto con la natación, ofrecen un sinnúmero de otras diversiones acuáticas.

Con la aparición de los primeros aquaparques en la República Checa, la popularidad de los mismos creció todavía más. El más grande que ha sido construido hasta el momento se encuentra en la ciudad de Liberec, Bohemia del Norte. A disposición de los visitantes hay allí varias piscinas, cuatro toboganes, diversos tipos de baños, un sistema de cuevas acuáticas, una sauna y otros servicios.

Mucho más grande todavía será el parque acuático que se construye en las afueras de Praga y que, de acuerdo a lo proyectado, abrirá sus puertas al público el próximo año.

Oleaje artificial, toboganes, un río bravo con un complejo sistema de canales, cascadas, surtidores de agua, baños con masajes y un sinnúmero de otras diversiones ofrecerá a los visitantes el aquaparque de Praga-Cestlice. La obra ocupará una superficie de 5,5 hectáreas, convirtiéndose en el mayor aquaparque en la República Checa, así como en Europa Central. El coste del parque acuático de Praga se calcula en mil millones de coronas checas, o sea unos 32 millones de euros. Con su apertura, los habitantes y visitantes de la capital checa tendrán a su disposición un singular nuevo centro de diversiones.

30-06-2003