En la TV pública checa aparecen señales de diálogo

10-01-2001

Los redactores en huelga de la TV Checa pueden anotarse la primera victoria. Por decisión de la vicedirectora del ente público, Vera Valterová, los telespectadores verán ahora en las pantallas de sus televisores solamente los Informativos preparados por los trabajadores que se amotinaron hace casi tres semanas contra el polémico director general Jirí Hodac.

Jana BobosíkováJana Bobosíková El equipo de Jana Bobosíková, afecto a Jirí Hodac, ya no volverá a poner en antena sus tendenciosos informativos de bajo nivel profesional.

La vicedirectora de la TV Checa, Vera Valterová, dijo a la Radio Nacional Checa que el cancelamiento de la emisión de los Informativos del equipo de Jana Bobosíková contribuirá para tranquilizar la situación en el ente público.

"Acatando la resolución del Parlamento y del Consejo Televisivo, la dirección de la Televisión Checa ha decidido facilitar la estabilización interna del ente público y solucionar el problema por vía de reconciliación. Por eso hemos invitado a los responsables de los Informativos, a los representantes de la organización sindical y del comité de huelga a discutir sobre el cumplimiento de la misión de la Televisión pública checa."

Adam Komers, una de las cabezas visibles del motín contra el controvertido director Hodac, ha acogido positivamente este paso de la dirección televisiva, reconociendo que con ello se allanó el camino para el diálogo entre los rebeldes y la dirección del ente público.

La solución de la guerra televisiva dependerá de los partidos políticos. La oficialista socialdemocracia y la opositora Coalición de los Cuatro Partidos han acordado que en la sesión extraordinaria de la Cámara, a celebrarse este viernes, destituirán al Consejo de la TV Checa, aprobarán la nueva ley sobre la TV pública y con la ayuda de la nueva normativa revocarán al director Jirí Hodac. El ministro de Cultura, Pavel Dostál, alega: "Una vez que Hodac entrara en la TV a base de acuerdos políticos, será legítimo que abandone su puesto también a raíz de acuerdos políticos." El opositor Partido Cívico Democrático discrepa vehementemente de esta solución. Su vicepresidente Ivan Langer objeta que en caso de ser elegido por la mayoría de la Cámara un director interino de la TV Checa, se tratará de hecho de una estatización del ente público. También varios juristas opinan que la solución propuesta por la socialdemocracia y la Coalición de los Cuatro refuerza la influencia política sobre la TV Checa.

10-01-2001