En el extranjero ponen en duda la estabilidad de la RCh tras las elecciones

05-06-2006

Según las reacciones en el extranjero, los resultados de las elecciones han conducido a la República Checa a un callejón sin salida. El reparto de los escaños en la Cámara de Diputados donde la derecha y la izquierda disponen cada uno del 50 por ciento no permitirá formar un gobierno mayoritario por lo cual no queda garantizada la estabilidad en el país.

Foto: CTKFoto: CTK La televisión estadounidense CNN pronostica a la República Checa la continuación de las disputas y elecciones anticipadas.

Una solución podría ser una gran coalición del victorioso Partido Cívico Democrático y la Socialdemocracia, opinan los analistas alemanes y el ex primer ministro de Eslovaquia, Vladimír Meciar. Por su parte, el actual presidente del Gobierno eslovaco, Mikulás Dzurinda, alabó la victoria de la derecha en la República Checa en vista de los próximos comicios en su país. En los mismos Dzurinda se enfrentará a su oponente Robert Fico, quien apoya al líder socialdemócrata checo Jirí Paroubek y critica las reformas de la derecha realizadas en Eslovaquia.

Pavel Kovácik y Vojtech Filip del Partido comunista (Foto: CTK)Pavel Kovácik y Vojtech Filip del Partido comunista (Foto: CTK) "Me alegro que en la República Checa no haya ganado el populismo y que los checos hayan rechazado a los comunistas. Quisiera agregar también que ni las calumnias dirigidas contra su propio país de parte de Robert Fico aportaron un éxito a la izquierda checa. Confío en que el populismo de Fico será rechazado por la mayoría de los eslovacos dentro de dos semanas en nuestras elecciones parlamentarias".

El politólogo belga Jean-Michel De Waele opina que la decisión del electorado checo confirmó la bipolarización de la vida política, destacando el bajo puntaje de los comunistas.

Según la agencia Reuters los resultados de las elecciones reflejan la división de la sociedad checa. Una parte requiere reformas para que el país sea más competitivo, otra parte desea una amplia red social. Reuters opina asimismo que la República Checa podría ser después de Polonia el segundo nuevo país miembro de la Unión Europea que tendrá un Gobierno euroescéptico. Esta opinión la comparten los politólogos polacos puesto que el Partido Cívico Democrático, al igual que el Gabinete polaco, consideran la Constitución Europea como un documento muerto.

El euroescepticismo del Partido Cívico Democrático preocupa a Italia que teme una desaceleración del proceso de integración europea.

05-06-2006