En Chequia también se pide ‘Democracia Real YA’ para España

El movimiento 15 de mayo mantiene desde esa fecha en la calle a miles de personas en España exigiendo una democracia más justa. Sus ecos han llegado también a Chequia. El principal impulsor de una manifestación este viernes en Praga, Daniel Vázquez Touriño, explica las reivindicaciones de la plataforma ¡Democracia Real YA!

Manifestación en Madrid, 19 de mayo 2011, foto: ČTKManifestación en Madrid, 19 de mayo 2011, foto: ČTK Praga es una de las decenas de ciudades europeas que durante este fin de semana secundan las protestas que han revolucionado la escena política española durante la última semana. En los días previos a las elecciones locales y regionales del 22 de mayo, miles de personas han tomado pacíficamente las plazas de las ciudades de España para pedir una democracia más justa.

Cientos de miles de indignados dentro y fuera del país. Como por ejemplo Daniel Vázquez Touriño, uno de los organizadores de esta especie de Primavera ‘española’ de Praga, que explica la naturaleza de la protesta de este viernes en la Plaza de San Venceslao de la capital checa.

“La manifestación es política en el sentido de que pretende influir en la organización que nos afectan a todos. Lo que no es, desde luego, es partidista. No es una manifestación contra el Gobierno de España, no es contra ningún partido concreto, sino contra el mal uso que los políticos están haciendo de la democracia. Es una manifestación en defensa de la democracia real, frente al abuso que se está haciendo desde hace varios años en España”.

La protesta en España surgió de forma espontánea, y con la Puerta del Sol madrileña como símbolo, gracias al poder de las redes sociales, a imagen de los movimientos surgidos en países del norte de África como Túnez y Egipto. Algo que surgió por iniciativa de miles de jóvenes, pero a la que se ha sumado todo tipo de gente, continúa contando Vázquez Touriño.

“Sin duda en un principio era un movimiento juvenil, pero más que nada por la forma de difusión. Hay que tener en cuenta que ningún partido político ni ningún sindicato han convocado estas manifestaciones y que los medios de comunicación no se han hecho eco de ellas hasta que no ha sido ya algo muy grande. Por lo tanto la forma en la que se ha difundido esta convocatoria ha sido por medio sobre todo de las redes sociales en Internet. Gracias a Facebook y Twitter miles de personas el domingo 15 de mayo salieron a la calle. Por eso es considerado un movimiento juvenil, pero en realidad es un movimiento que afecta a todos los españoles y ya se está viendo que no son solo jóvenes los que están protestando”.

Daniel Vázquez TouriñoDaniel Vázquez Touriño

Pero aunque la democracia es una cosa de todos, los jóvenes son en España los más perjudicados. Daniel Vázquez Touriño recuerda que es la primera generación en siglos que en España vivirá peor que la de sus mayores, mientras muchas empresas españolas disfrutan de su mejor momento.

La crisis financiera global, que en España se envenenó especialmente por culpa de la burbuja inmobiliaria, tiene ahora a unos cinco millones de personas en paro en el país, más del 20% de la población. Una tasa de desempleo que para los menores de treinta años se dispara hasta el 45%.

Vázquez Touriño profundiza algo más en las razones del malestar de la sociedad española.

Manifestación en Madrid, 20 de mayo 2011, foto: ČTKManifestación en Madrid, 20 de mayo 2011, foto: ČTK “Los políticos españoles, el Gobierno apoyado por la oposición, decidió tapar la crisis prestando dinero a los bancos, que eran quienes la habían provocado. Pero ahora los bancos se niegan a ayudar a los ciudadanos a salir de esta situación. Apoyan y promueven recortes en los servicios sociales e incluso se niegan a promulgar leyes que suavicen las cosas. Por ejemplo, en España cuando uno no tiene dinero para pagar la hipoteca, no basta con devolver la vivienda hipotecada al banco. Se sigue siendo deudor aunque se haya devuelto la vivienda, con lo cual hay miles de familias en España que se encuentran en estos momentos sin ingresos, sin vivienda, y además debiendo dinero al banco”.

Los organizadores insisten en el carácter pacífico y sereno de la concentración de este viernes a los pies del caballo de San Venceslao, el lugar simbólico también para las reivindicaciones de los checos en Praga.