En Chequia aumenta el empleo ilegal

Las compañías checas recurren cada vez más al empleo ilegal. La Inspección de Empleo ha descubierto miles de casos de trabajadores ilegales en Chequia este año.

Foto ilustrativa: Lenka ŽižkováFoto ilustrativa: Lenka Žižková Las empresas en Chequia acuden cada vez más al empleo ilegal de personas, sobre todo de personas del extranjero. Desde enero de 2018, la Inspección de Empleo ha descubierto más de 3000 personas empleadas de manera ilegal. Esto es un mayor número que durante todo el año 2017.

La mayoría de los casos hallados por la Oficina de Inspección de Empleo son trabajadores ilegales de Ucrania, Vietnam y Moldavia. Según Richard Kolibač, portavoz de la Oficina, en los últimos cinco años ha habido un aumento sobre todo en el número de trabajadores ilegales de países de fuera de la Unión Europea.

“La mayoría de los trabajadores ilegales vienen de Ucrania, de países como Vietnam, Moldavia, Serbia, Uzbekistán, Bielorrusia y Rusia”.

Una de las razones por las cuales las empresas recurren al empleo ilegal es que la tasa de desempleo en Chequia es muy baja, dice Kolibač.

Jan Rafaj, foto: archivo Confederación de Comercio e IndustriaJan Rafaj, foto: archivo Confederación de Comercio e Industria “Esta tendencia se podría atribuir entre otros factores a la situación económica, en particular a la baja tasa de desempleo, por la cual resulta difícil para las empresas checas cubrir la escasez de mano de obra. Sin embargo, el motivo principal para el empleo ilegal es el motivo económico, es decir, los empleadores no tienen que pagar los impuestos obligatorios por sus trabajadores”.

Jan Rafaj de la Confederación de Comercio e Industria manifiesta una opinión negativa frente a la situación. Según Rafaj, la economía informal causa que el estado pierda millones de euros cada mes.

“Vivimos en un país donde hay 300 000 puestos libres, pero me parece que el Gobierno no está dispuesto a hacer nada con ello”.

Según Rafaj, la solución sería facilitar y simplificar el empleo legal de personas de países de fuera de la Unión Europea.

El empleo de los extranjeros en Chequia es controlado con regularidad por la Administración Aduanera. El área principal en la que los empleadores siguen eludiendo la ley es el trabajo manual.

A principios de octubre, durante la intervención nacional en las empresas en el campo de la agricultura y el cultivo de fruta, se descubrieron más de 80 casos de trabajadores ilegales, dijo la vocera de la Administración Aduanera, Martina Kañková.

“Los oficiales atraparon a 85 trabajadores ilegales este octubre. En la mayoría de los casos eran actividades como la separación y el empaque de patatas, y la cosecha de manzanas en los huertos”.

Este año la Inspección de Empleo impuso multas con un valor total de unos 3.8 millones de euros por la contratación ilegal, mientras que el año pasado fueron unos 3.2 millones de euros.