En busca de salidas a la crisis en la reunión del Ecofin en Praga

06-04-2009

La agenda de la reunión de ministros de Finanzas de la Unión Europea, el Ecofin, ha venido marcada por la crisis económica y la necesidad de plantearse estrategias comunes de salida. Durante el encuentro, celebrado en la capital checa, se habló de la reunión del G-20 y de las medidas que se deben tomar para devolver la confianza a los mercados financieros.

Joaquin Almunia y Miroslav Kalousek, foto: autorJoaquin Almunia y Miroslav Kalousek, foto: autor La crisis todavía no ha tocado fondo y hay que trabajar en común para salir de ella. Esa es la premisa seguida por los ministros de Finanzas de la Unión Europea, durante la edición de este año del Ecofin.

Principalmente, se coincidió en la necesidad de tener una perspectiva más profunda y no tomar únicamente medidas rápidas de estímulo económico, como comentó el eurocomisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia

“No podemos asegurar una recuperación sostenible de medio a largo plazo con medidas fiscales. Estas son medidas que funcionan a corto plazo contra la recesión, pero una vez que se inicie la recuperación, y esto pasará el año que viene, habrá que volver a las estrategias de consolidación. Y este mismo año tenemos que discutir como coordinar esta estrategia de salida”, explicó Almunia.

En este sentido, los ministros celebraron en Praga las medidas acordadas días antes por el G-20, por el carácter global que suponen. De hecho se subrayó la necesidad de implementar rápidamente las medidas acordadas en el G-20 sobre control financiero y en especial los estándares contables mundiales.

En cuanto a la mala situación que atraviesan algunos países recientemente incorporados a la Unión, como Hungría o Letonia los ministros confiaron en la capacidad de los Fondos Estructurales, del Banco Europeo de Inversión y de otras instituciones comunitarias para abordar el problema.

El presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, remarcó el trabajo de la institución para devolver la confianza a los mercados financieros.

“Hemos expresado nuestra fiabilidad y nuestra voluntad de seguir colaborando estrechamente con la Comisión para apoyar al sector financiero. Tenemos una buena cooperación en cuanto a ofrecer recapitalización y garantía. Y hemos llegado a la conclusión de que hay que ser muy claro a la hora de ofrecer estos instrumentos para evitar malentendidos con los estados y con las instituciones implicadas”, informó Trichet.

Y es que en el Ecofin se constató que el mejor antídoto contra la crisis es profundizar en Europa: afianzar el mercado único, acelerar la entrada del euro y luchar contra el proteccionismo.

Los ministros también discutieron sobre el informe del Fondo Monetario Internacional, que recomienda crear un organismo europeo que controle el mercado financiero. El ministro de Finanzas checo, Miroslav Kalousek, declaró que no le importaría una institución europea de este tipo si se limita a monitorear, pero que no aceptaría que el Banco Nacional Checo delegara competencias.

06-04-2009