Empresas ferroviarias checas expanden al exterior

18-06-2013

Las compañías privadas de transporte ferroviario checas quieren ampliar su oferta de servicios en los próximos meses. Se trazaron el objetivo de expandir al exterior, mientras que Ferrocarriles Checos, con participación del Estado, prevé acelerar la comunicación en tren entre Praga y la frontera con Alemania.

Leo Express, foto: presentación oficialLeo Express, foto: presentación oficial Después de imponerse exitosamente en el mercado nacional, los propietarios de Leo Express y RegioJet, dos empresas privadas de transporte ferroviario, planifican cruzar las fronteras de la República Checa y ofrecer una comunicación en tren más rápida también con el exterior.

Para finales de este año, los trenes de Leo Express comenzarán a circular en Polonia, además de comunicar diferentes puntos en Chequia, según sostiene el propietario de la compañía, Leoš Novotný.

”Hace dos años, en nuestros comienzos, acordamos que el proyecto de esta nueva compañía de transporte ferroviario lo concebiríamos de manera más amplia, a nivel regional, centroeuropeo. Es natural por ello que hayamos decidido ahora expandir al exterior”.

El proyecto avanza y Leo Express, junto con su socio polaco de la ciudad de Wroclaw, planifican que los trenes rápidos Leo Express comunicarán a Varsovia con otras importantes ciudades polacas a partir del 15 de diciembre próximo. El objetivo es facilitar una comunicación en tren más rápida y cómoda con Cracovia y Katowice, así como con Poznan y, a través de esta ciudad también con Szczecin, de lo que ofrecen las compañías de ferrocarril polacas.

RegioJet, foto: presentación oficialRegioJet, foto: presentación oficial Por su parte, la empresa ferroviaria privada checa RegioJet se dirige a Alemania. Para finales del próximo año los trenes de RegioJet comenzarán a circular regularmente entre Praga, Berlín y Hamburgo y sus pasajeros obtendrán servicios exclusivos, promete la gerencia de la compañía.

Mejorar las condiciones de transporte según las actuales demandas de viajes rápidos y cómodos en tren y brindar servicios adicionales quiere también la compañía checa Ferrocarriles Checos, con participación del Estado, informa su portavoz, Petr Šťáhlavský.

”Hemos centrado nuestra atención en la comunicación más rápida por ferrocarril entre la capital checa y el distrito de Cheb, cerca de la frontera con Alemania. En este tramo introduciremos un mayor número de trenes rápidos Pendolino. En comparación con los trenes rápidos corrientes, al viajar en Pendolino entre Praga y la ciudad de Cheb, es posible ahorrar algo más de media hora de tiempo”.

Actualmente los trenes Pendolino comunican a Praga con las ciudades de Cheb, Františkovy Lázně y Aš, en Bohemia Occidental, los fines de semana únicamente. Desde diciembre próximo, los Pendolino realizarán ese recorrido cuatro veces al día.

Para el año venidero, Ferrocarriles Checos planifica acelerar también la comunicación entre Praga y Viena. Los nuevos y modernos trenes Railjet que la compañía quiere introducir en ese tramo son capaces de conectar esas dos capitales en cuatro horas.

18-06-2013