Empeora la corrupción en Chequia según Transparencia Internacional

03-12-2013

La República Checa desciende en la tabla de Transparencia Internacional, pasado del puesto 54 al 57, lo que supuestamente refleja un empeoramiento de la corrupción en el país. La organización critica la falta de medidas por parte de la clase política.

Foto ilustrativa: Kristýna MakováFoto ilustrativa: Kristýna Maková La República Checa ascendió en 2012 tres puestos en la tabla de Transparencia Internacional, pero la euforia no ha durado mucho tiempo. Según los datos de este año, el país vuelve a la posición 57, que ocupaba en 2011. De los cien puntos como máximo con los que la organización puntúa la limpieza en el funcionamiento de las instituciones, Chequia obtuvo 48, mientras que el país menos corrupto del mundo según estos datos, Dinamarca, consiguió 91.

La República Checa se sitúa así al mismo nivel que países como Bahrein, Croacia o Namibia, pero todavía por encima de otros estados europeos como Bulgaria, Eslovaquia, Italia y Rumania. No obstante en 2009 ocupaba el puesto 52 y desde entonces no ha hecho más que bajar puestos.

Václav Láska, foto: Filip JandourekVáclav Láska, foto: Filip Jandourek De acuerdo con el director de la representación checa de Transparencia Internacional, Václav Láska, el problema es la inacción de los políticos frente al problema.

“No es sorprendente si nos damos cuenta de cómo se elabora la clasificación, lo que decide la posición. Los acontecimientos de los últimos tiempos, la aparición de cada vez más casos de corrupción, y al mismo tiempo la discusión pública sobre el tema, de la que se desprende que no se están logrando implementar medidas anticorrupción, hacen que sea lógico que la gente perciba la corrupción en el país como algo más extendido y como un problema mayor. El resultado es lógico y responde a lo que está pasando en la República Checa”, declaró.

Foto ilustrativa: Barbora KmentováFoto ilustrativa: Barbora Kmentová La puntuación se otorga mediante las respuestas de una serie de encuestados, que tienen que responder preguntas en diferentes categorías, como la capacidad de las instituciones de combatir la corrupción, la transparencia de la Administración, la medida de abuso de los cargos y recursos públicos, entre otras, por lo que además de la propia experiencia personal también cuenta la percepción subjetiva del fenómeno.

Después de Dinamarca, los países menos corruptos del mundo son Nueva Zelanda, Finlandia y Suecia. España se sitúa en la posición 40, Chile en la 22 y Uruguay en la 19. Más abajo encontramos por ejemplo a Argentina y México en el puesto 106, Rusia en el 127 y Venezuela en el 160. De los 177 países analizados, los más corruptos son Afganistán, Corea del Norte y Somalia.

03-12-2013