Embajador argentino invitó a los empresarios checos a invertir en la viticultura

22-02-2007

Promover la importación de vinos argentinos e impulsar la inversión en la industria viticultora de Argentina. Este es el objetivo de una delegación de productores de vino del país de la Plata que ha llegado a Praga esta semana.

Acompañados por el embajador de Argentina, Juan Eduardo Fleming, los empresarios argentinos trataron de convencer a sus colegas checos para que aumenten sus actividades en la importación de vinos de este país e inviertan en la industria viticultora argentina.

Según explico Julio César Viola, la asociación Wines of Argentina, a la que representa en la República Checa, esta integrada por más de 70 bodegas de distintas regiones vitivinícolas, que representan aproximadamente el 95 por ciento del total de las exportaciones de vinos finos argentinos.

"En realidad pocas bodegas argentinas tenían presencia en el mercado checo hace pocos años. En la RCh, el crecimiento del país, el turismo, los nuevos capitales, todo esto nos atrae". Dijo Julio César Violo, empresario argentino.

El embajador de Argentina, Juan Eduardo Fleming, añadió que la viticultura argentina es un sector comercial con mucha potencia y en el cual han decidido invertir también muchos artistas famosos, como por ejemplo Francis Ford Copola y Tommy Lee Jones.

Juan Eduardo FlemingJuan Eduardo Fleming "Los inversores checos en Argentina podrían incorporar tecnologías que podrían trasladar a la RCh. Sin embargo, el tema no termina así para los inversores checos y los interesados en el vino. Grupos de importadores checos de vino podrían también pensar en invertir en los hoteles". Según explica el embajador, es por eso que se construyen muchos hoteles en las regiones vinícolas argentinas.

No obstante, elevar el volumen del importe y de la venta de vinos argentinos no resulta tan fácil. Miroslav Urban, jefe de la empresa Saloi, uno de los importadores de vino argentino de la República Checa, dice que el mercado de vinos está casi saturado al igual que en toda Europa.

"Yo creo que va a aumentar la importación de vinos argentinos de calidad, pero va a bajar la importación de los otros vinos, no quiero decir malos. Son aquellos que se embotellan aquí y se hace una mezcla. Posteriormente se presentan como vinos argentinos. Esto no ayuda a penetrar en el mercado, todo lo contrario". Sostuvo Miroslav Urban, importador de vinos argentinos de la República Checa.

La delegación argentina de productores de vino continuará su gira comercial y viajará a Rusia y Estonia para promover la posible importación también a esos países.

22-02-2007