El vicepresidente de Bolivia prevé restablecer las relaciones comerciales con la República Checa

10-04-2014

El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, ha visitado el Centro de Estudios Latinoamericanos de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Economía de Praga para hablar sobre la situación económica que atraviesa su país. El vicepresidente ha destacado el buen rumbo que lleva Bolivia y ha expresado su propósito de reestablecer las relaciones económicas con la República Checa.

Foto: Marta RocaFoto: Marta Roca Estudiantes, académicos, embajadores y sobre todo bolivianos estaban expectantes ante la visita del vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera. Y es que ha pasado mucho tiempo desde la última vez en que un alto cargo del Gobierno boliviano visitó Praga. La cita de este año ha perseguido el objetivo de presentar la situación económica en la que se encuentra el país sudamericano. Además Linera también ha aprovechado para exteriorizar su interés en la creación de nuevos vínculos comerciales con la República Checa.

“Tengo la impresión que la relación económica hasta los años 70, mediados de los 80 era mucho más fluida y luego se ha enfriado demasiado. La manera en que pensamos reactivar estos vínculos es a través de la cercanía de empresas checas en tecnología e infraestructura en Bolivia. Hoy Bolivia está viviendo un boom económico y está invirtiendo mucho en infraestructura y en procesos de industrialización de sus materias primas”.

Foto: Marta RocaFoto: Marta Roca Linera ha recordado que empresas checas como la compañía de calzado Bata o la compañía de motocicletas Jawa han tenido una presencia muy importante en el país sudamericano. Sin embargo, el vicepresidente asegura que aprovechando el crecimiento económico de Bolivia, las relaciones comerciales entre ambos países deberían ir más allá para pasar a abarcar sectores industriales más transcendentes en el desarrollo de su país.

“Ha llegado el momento de volver a reencontrarnos y no solamente como antes con los zapatos y con las motos, que era muy conocido el país checo en Bolivia, ahora con la infraestructura y la industria. Tiene que abrirse una nueva época de acercamiento entre muchos países y ustedes tienen cosas que nosotros necesitamos”.

Asimismo en su discurso el vicepresidente ha aprovechado para dejar constancia de la evolución económica del país mediante la muestra de los buenos resultados obtenidos por su Gobierno durante los últimos años. Para acabar, puesto que la mayoría de su audiencia estaba compuesta de jóvenes estudiantes, Linera les ha querido dar un consejo.

Foto: Marta RocaFoto: Marta Roca “No hay nada más terrible que apegarse a una escuela estricta y luego pasarse a la contraria. Esa no es una ruta. Los economistas al fin y al cabo son como los filósofos, también se equivocan. Sólo que ellos cuando se dan cuenta pierden una clase en la universidad, pero quien sufre las consecuencias son los pueblos que pierden puestos de trabajo, pierden dinero, pues aquí hay que actuar con responsabilidad”.

Así pues, Linera ha asegurado que después de su visita espera que los vínculos comerciales entre Bolivia y la República Checa se reencuentren hasta volver a la buena relación que tenían en el pasado.

10-04-2014