El uso del sistema manos libres seguirá siendo permitido en Chequia

30-03-2011

El Ministerio de Transportes ha desistido por el momento de su propuesta de prohibir a los conductores el uso del sistema manos libres. El proyecto ha despertado mucha polémica entre los expertos en seguridad vial y la ciudadanía.

Hablar por teléfono mientras se conduce distrae y representa un gran riesgo para la seguridad vial. Éste había sido el principal argumento del ministro de Transportes, Vít Bárta, para prohibir en el país el uso del móvil al volante, incluido el sistema manos libres.

Sin embargo, su propuesta despertó acaloradas discusiones entre los expertos en tránsito y los conductores y el ministro se vio obligado a desistir de su intención, según afirma el portavoz del Ministerio, Karel Hanzelka.

“El ministro Bárta sigue con interés la discusión que se ha desatado en los medios de comunicación checos. Durante el último mes han sido publicados alrededor de 150 artículos sobre el tema. Las opiniones de los expertos difieren pero todo parece indicar que el proyecto levantaría una ola de rechazo. Además, Chequia probablemente sería el único país europeo con una prohibición tan estricta. Por eso hemos desistido del proyecto”, subrayó Hanzelka.

Según pruebas hechas por el Ministerio, alguien que conduce a una velocidad de 70 kilómetros por hora y a la vez habla por el manos libres reacciona ante un obstáculo con 0,7 segundos de demora.

Foto: Dragan Sasic / Stock.XCHNGFoto: Dragan Sasic / Stock.XCHNG En Chequia, es un vicio muy frecuente hablar por teléfono mientras se conduce. Por eso el ministro Bárta propone, al menos, aplicar sanciones más severas para los que no usen el manos libres, afirma Hanzelka.

“Hablar por teléfono conduciendo es un mal bastante difundido en el país. Está entre las cinco infracciones cometidas con más frecuencia. Por eso proponemos que sea castigada con cinco puntos penales, en vez de los tres aplicados actualmente”, señaló Hanzelka.

En el marco de la enmienda a la Ley de Tránsito, el ministro Vít Bárta planea sancionar con más severidad también otras infracciones. Destacan entre ellas la de adelantar en línea continua o violar la prioridad de paso, que nuevamente podrían ser castigadas hasta con siete puntos penales, del número total de 12.

Por otro lado, algunas infracciones menos graves que ahora son sancionadas con puntos penales en el futuro podrían ser penalizadas sólo con una multa. Está entre ellas por ejemplo la de superar en menos de 20 kilómetros por hora la velocidad máxima permitida en las vías urbanas y travesías.

30-03-2011