El turismo en Chequia baja a su mínimo histórico

15-05-2020

La crisis del coronavirus ha impactado fuertemente el turismo checo. Las previsiones estiman que el sector sufrirá una caída de hasta un 45 % este año.

Puente de Carlos en Praga, foto: János Szüdi, Flickr, CC BY 2.0Puente de Carlos en Praga, foto: János Szüdi, Flickr, CC BY 2.0 A principios del año, el número de huéspedes en los hoteles y pensiones checos iba en aumento. Tras las medidas restrictivas del Gobierno ante la pandemia del coronavirus que cerraron los servicios de hospedaje, los restaurantes, bares y clubes, el sector registra una caída abismal en comparación con el año pasado.

Según ha informado la Oficina Checa de Estadísticas, durante el primer trimestre de 2020, más de tres millones de personas se hospedaron en Chequia. Se trata de un 22 % menos en comparación con el mismo periodo en 2019. El número de visitantes del extranjero ha disminuido un 26.1 %. La crisis ha interrumpido sobre todo las visitas de turistas provenientes de Eslovaquia, Italia, China y Corea del Sur. La cantidad de turistas nacionales ha disminuido un 18.1 %.

Václav Stárek, foto: ČT24Václav Stárek, foto: ČT24 Según explicó el presidente de la Asociación de hoteles y restaurantes checa, Václav Stárek, la reapertura paulatina de los servicios que se inició en mayo es buena noticia, pero parte de los establecimientos no logrará superar las pérdidas sufridas durante el periodo de crisis. Stárek indicó que la situación de los diferentes hoteles y restaurantes depende en gran parte del tipo de clientes que acogen. Sin turistas extranjeros, a algunos no les conviene abrir.

“Podríamos dividir los restaurantes y hoteles en dos grupos. El primero son establecimientos con clientes regulares, estos saldrán adelante más rápido. Lo mismo se aplica a hoteles y pensiones situados en lugares atractivos para los checos. En cambio, las localidades que dependen de turistas extranjeros sufrirán más, porque en las próximas semanas y meses no se puede esperar que lleguen en grandes cantidades. Y, finalmente, eventos como conferencias han caído a cero y es posible que la situación no mejore hasta final de año”.

Las que más se han visto afectadas son las agencias de viajes que registran una pérdida interanual del 27.2 %. Según comentó el vicepresidente de la Asociación de Agencias de Viajes checa, Jan Papež, si la crisis se prolongase otros dos o tres meses, dos terceras partes de las agencias probablemente no sobrevivirían.

Dada la situación, los resultados no son sorprendentes. No obstante, los expertos indican que la crisis se manifestará con plena fuerza en los números registrados en el segundo trimestre. El analista principal de los fondos de inversión Czech Fund, Lukáš Kovanda, anticipa que se tratará del peor resultado del turismo checo desde la constitución de la República Checa en 1993.

Ayuda del Gobierno

El sector turístico emplea a alrededor de 250 000 personas y constituye un 3 % del PIB nacional. Cada año, contribuye al presupuesto del país con más de 4600 millones de euros. Según comentó Stárek, sería justo que el Gobierno ayudara a compensar los daños sufridos durante los últimos tres meses, ya que el sector no ha podido aprovechar los programas de rescate creados por el Gobierno. Más que créditos, que pueden resultar problemáticos en tiempos de crisis, Stárek apreciaría una ayuda directa y rápida que permitiría a los establecimientos superar el momento más crítico.

Český Krumlov, foto: Ondřej TomšůČeský Krumlov, foto: Ondřej Tomšů “Los empresarios pagan impuestos y ahora se encuentran en una situación particular y el Estado debería ayudarles. Solo en el turismo, los gastos anuales llegan a aproximadamente 11 000 millones de euros y el Gobierno gana en contribuciones más de 3700 millones. Como empresarios tenemos algo prepagado y considero que sería justo que, ahora, cuando algunos están cayendo, alguien viniera y dijera: les ayudaremos en estos tres meses, después ya se las arreglan solos”.

Algunos establecimientos han solicitado ayuda por medio del programa Antivirus que ofrece apoyo con el pago de salarios de los empleados. Sin embargo, según Stárek, falta información sobre hasta cuándo funcionará. Muchos de los establecimientos han agotado sus ahorros y alrededor de 140 000 empleados corren el riesgo de perder su trabajo.

Cupones para turistas en Praga

De acuerdo con Stárek, el impacto de la crisis lo ha definido sobre todo la dependencia de los establecimientos de los turistas extranjeros. Esto ha ocasionado que se hayan visto afectadas más las ciudades grandes que las pequeñas.

“Paradójicamente, la pandemia afectará más a las ciudades grandes. Praga, por ejemplo, solía acoger el 60 % de todo el turismo en Chequia, y en gran parte se trataba de turistas extranjeros. También Pilsen, Ostrava y Karlovy Vary sufrirán el impacto“.

En Praga, según la agencia Czech Tourism, los turistas extranjeros forman hasta un 80 % de todos los visitantes y las pérdidas en el sector, según anticipaciones, podrían superar los 3600 millones de euros. Para aliviar la situación, Praga ha preparado un sistema de cupones: los turistas que se hospeden en hoteles recibirán puntos que podrán aprovechar para visitar instituciones culturales. El Ayuntamiento de Praga planea apoyar el programa, que ayudará también al sector de la cultura, con más de 7 millones de euros.

La ciudad quiere enfocarse asimismo en los turistas domésticos y motivarlos a que se queden en la capital por más de una noche. Mientras más larga sea su visita, más puntos recibirán para intercambiarlos por entradas a teatros, clubes, zoológicos, torres o planetarios.

Foto: Nemo Jo, Pixabay / CC0Foto: Nemo Jo, Pixabay / CC0
15-05-2020