El Tribunal embargó bienes de magnate televisivo checo

23-02-2001

El magnate televisivo checo, Vladimír Zelezný, que controla la televisión comercial Nova, no puede disponer de todos sus bienes. Tal es la sentencia de la Corte de Justicia checa.

Vladimir ZeleznyVladimir Zelezny La Corte de Justicia checa decidió ayer embargar varios bienes de Zelezný, hasta que el magnate televisivo cumpla con sus compromisos financieros respecto a la compañía estadounidense, CME.

El veredicto del Tribunal checo que entra en vigor al serle entregado a Zelezný, enlaza con la sentencia del arbitraje internacional, dada a conocer la semana pasada. Según ésta, Zelezný está obligado a pagar 27 millones de dólares a la compañía norteamericana, CME, que le había ayudado a montar la televisión comercial Nova.

Una parte de la deuda, Zelezný debe devolverla de modo inmediato. El magnate anunció ayer que está dando los pasos necesarios para lograr reunir la cantidad requerida en el curso de las próximas cinco o siete semanas. "No es un asunto fácil, pero hago lo posible", sostuvo Zelezný. El jefe de la televisión Nova no quiso comentar las medidas adoptadas por la Corte de Justicia checa. El portavoz de Zelezný, Martin Chalupský, se limitó por su parte, a senalar que no hay motivo alguno para que sus propiedades tengan que ser embargadas.

Entretanto, los abogados de Zelezný entregaron ayer al Tribunal los documentos relativos a los inmuebles que podrían ser embargados en los próximos días. La mayor parte de los inmuebles que posee, el jefe de la televisión Nova los había adquirido a mediados de los años 90, y tras la ruptura con la companía estadounidense, CME, hace dos años, realizó una transferencia de esos bienes a varias sociedades que no constan en su propiedad.

Los círculos allegados a Zelezný calculan que los bienes reunidos por este magnate televisivo suman millones de dólares.

23-02-2001