El tiempo loco diezma los polluelos de la cigüeña blanca

06-08-2013

Las bajas temperaturas y fuertes lluvias que azotaron el país en primavera hicieron grandes estragos en la colonia de cigüeñas blancas, radicada en la República Checa. La mayoría de los polluelos de esta ave han fallecido, según dicen los expertos en ornitología.

Cigüeña blanca, foto: Monika Betley, CC BY-SA 3.0Cigüeña blanca, foto: Monika Betley, CC BY-SA 3.0 Mientras que estos días la República Checa sufre calores tropicales, la primavera fue extremamente fría, con abundantes nevadas y lluvias. El tiempo caprichoso resultó fatal para la mayoría de las especies de aves que anidan en este país, en especial para la cigüeña blanca, según dijo el vicepresidente de la Asociación Checa de Ornitología, Jaroslav Cepák.

“La fría primavera de este año, cuando aún a mediados de abril la nieve cubría casi todo el territorio nacional, causó grandes pérdidas entre las aves adultas. Y luego las fuertes lluvias que se produjeron a fines de mayo y comienzos de junio, cuando la mayoría de las especies ponen huevos, tuvieron consecuencias catastróficas para los polluelos”.

El experto agregó que es muy difícil ayudar a paliar los daños causados por las temperaturas extremamente bajas.

“La mayoría de las aves, incluyendo a las que comen semillas, nutren a sus crías con insectos. Con temperaturas bajas y lluvias, los insectos no aparecen y las aves se quedan sin alimento”.

Cigüeña blanca, foto: Guido Gerding, CC BY-SA 3.0Cigüeña blanca, foto: Guido Gerding, CC BY-SA 3.0 La población de los polluelos de la cigüeña blanca este año quedó diezmada. Grandes pérdidas se registran también entre las colonias de golondrinas y carboneros, sin embargo los daños no deberían afectar a largo plazo la población de estas especies, según subrayó el perito.

“La cigüeña blanca vivió una primavera catastrófica. Sin embargo, esta ave es de larga edad, así que su población debería superar la crisis. Desde el punto de vista evolutivo, todas las aves están acomodadas para hacer frente a catástrofes parecidas y un año desfavorable no debería resultar decisivo para su población”.

El vicepresidente de la Asociación Checa de Ornitología indicó que algunas aves, además, compensarán parcialmente las pérdidas, ya que pueden anidar dos veces al año y que estos días están naciendo los polluelos de la segunda ola.

06-08-2013