El tesoro judío perdido vuelve a Praga

27-10-2006

Después de más de cuarenta años vuelve a Praga el tesoro judío de las tierras checas. Una parte de la colección de aproximadamente 1500 rollos de la Torá, que fueron vendidos por los comunistas en los años 60 al exterior, se expone desde este jueves en el Museo Judío de Praga.

Foto: CTKFoto: CTK Más de 1800 rollos de la Torá fueron reunidos por el Museo Judío de Praga durante el Holocausto. Los propietarios de los rollos, miembros de comunidades judías que todavía existían en el territorio del Protectorado de Bohemia y Moravia, tuvieron que entregarlos antes de ser deportados a los campos de concentración. El rollo de la Torá es el objeto litúrgico más valioso del judaísmo, explicó la comisaria de la exposición "La segunda vida de los rollos checos de la Torá", Dana Veselská. Se trata de los cinco libros de Moisés transcritos por un escribano especial en pergamino.

"Cada comunidad judía cuida mucho el rollo de la Torá. El número de rollos que posee una comunidad judía indica su importancia y su riqueza. La venta de una cantidad tan grande de éstos fue un asunto trascendental para la comunidad judía checa".

El régimen comunista vendió en 1964 unos 1500 rollos de la Torá a la Sinagoga de Westminster, en Londres, con la condición de que la colección no servirá a fines comerciales, sino educativos y religiosos. De la administración de los rollos se encargó la institución Memorial Scrolls Trust, que los presta a congregaciones judías en todo el mundo. Los rollos de la Torá de las tierras checas navegan a bordo del portaaviones estadounidense Ronald Reagan. Los encontrarán en sinagogas y monumentos del Holocausto desde Alaska hasta Tasmania.

Además de los artefactos vendidos, en la exposición "La segunda vida de los rollos checos de la Torá" se exhiben los rollos que permanecieron en el país. Su destino equivale muchas veces a una aventura, según indicó Dana Veselská.

"Un rollo fue descubierto por presos políticos en 1957 en el desván del penal de Mírov. El señor Janku, que encontró el rollo, lo volvió a esconder siguiendo el consejo de sus compañeros judíos de prisión, muchos de los cuales fueron encarcelados por los comunistas precisamente por ser judíos. En los años 90 el señor Janku volvió para recoger el rollo, pero éste desapareció debido a que el desván y todo el edificio pasaron por una amplia reconstrucción. Sin embargo, el rollo no se perdió. Llegó a manos de una asociación cívica de Mohelnice. Se trata sólo de un fragmento de la Torá, es el primer libro de Moisés, Genésis".

La exposición "La segunda vida de los rollos checos de la Torá", organizada con motivo del centenario del surgimiento del Museo Judío de Praga, permanecerá instalada en la Galería Robert Guttmann en la Sinagoga Española hasta el 28 de enero del año entrante.

27-10-2006