El superordenador de Ostrava ayuda en medicina, así como en el transporte

17-12-2013

El más rápido superordenador a nivel de la República Checa y de toda Europa Central ha sido puesto en funcionamiento en la ciudad morava de Ostrava. Este gran cerebro electrónico no sólo es capaz de simular hasta dónde puede subir el agua de los ríos durante las inundaciones, sino de recomendar por ejemplo el mejor tratamiento médico a los pacientes con cáncer o SIDA.

Foto: ČT24Foto: ČT24 La supercomputadora construida por científicos checos en Ostrava logra realmente milagros. Ejecuta por ejemplo modelos de programación que simulan el comportamiento del cuerpo humano durante un accidente de tráfico, según sostiene Pavel Maršálek, científico experto en informática.

“Gracias al superordenador somos capaces de determinar la fuerza del movimiento de las piernas, la aceleración de las reacciones en el cerebro antes y durante el choque, la potencia del golpe en las costillas. Además, a diferencia de las computadoras normales en las que se necesitan entre dos y tres días para hallar solución a un problema, este ordenador de alto rendimiento nos permite acortar ese plazo a unos veinte minutos”.

Pavel Maršálek, foto: ČT24Pavel Maršálek, foto: ČT24Una de las tareas de cuya solución se encargan actualmente los científicos que trabajan en la supercomputadora en Ostrava es determinar cómo mejorar las cualidades de la carrocería de los automóviles para que en caso de un accidente de tráfico las heridas del conductor y de los demás pasajeros sean lo más leves posible. También se estudian simulaciones físicas del comportamiento de nuevos modelos de aviones, trenes y automóviles en el viento y de la eventual subida de las aguas de los ríos y estanques durante las inundaciones en diversos lugares del país.

La supercomputadora de Ostrava, la más potente de la República Checa y de toda Europa Central, permite naturalmente que varios grupos de expertos trabajen en diversas tareas a la vez. Esto es posible gracias a que dispone de unos 3,500 núcleos de sistema operativo, mientras que un ordenador corriente tiene entre dos y cuatro. Y el próximo año el superordenador de Ostrava tendrá más de 4.000 núcleos.

Una enorme ayuda ofrece este aparato a la medicina en Chequia. En base al DNA concreto de un paciente que padece cáncer o SIDA por ejemplo, los científicos son capaces de determinar con ayuda de la supercomputadora el tratamiento más adecuado para ese enfermo, afirma Ivo Vondrák, rector de la Escuela Superior Técnica de Ostrava.

Ivo Vondrák, foto: ČT24Ivo Vondrák, foto: ČT24 ”Esta computadora de alto rendimiento puede reemplazar los equipos de todo un laboratorio de un hospital por ejemplo. Gracias a ella, además de las alternativas de tratamientos médicos que ofrece, los científicos pueden estudiar los efectos de algunos nuevos fármacos contra diversas enfermedades, entre ellas el SIDA”.

En el centro universitario de investigaciones donde está instalada actualmente la máquina trabajan 140 científicos. Los resultados de las investigaciones son ofrecidos a los interesados de forma gratuita por el momento. Dentro de un año la supercomputadora será trasladada a un nuevo centro en Ostrava que actualmente se está construyendo precisamente con ese fin. Entonces la supercomputadora de la ciudad morava figurará entre las 50 más potentes del mundo, afirman los científicos checos.

17-12-2013