El sueño del oro europeo sub-19 se esfuma en la prórroga

02-08-2011

La sub-19 checa estuvo muy cerca de conquistar el título europeo de fútbol. Los jóvenes estaban ganando en la final de la Eurocopa frente a España por 1-0 aún al faltar cinco minutos para el fin del partido, pero acabaron por caer por 2-3 en la prórroga.

Los jóvenes acabaron por caer por 2-3 en la prórroga, foto: Radu Vioreaunu, EPA/ISIFALos jóvenes acabaron por caer por 2-3 en la prórroga, foto: Radu Vioreaunu, EPA/ISIFA La selección checa sub-19 llegó a la final de la Eurocopa de Rumania tras haber derrotado al cuadro local, Irlanda y Grecia en la primera fase del torneo y doblegado a Serbia en las semifinales.

En la final jugó un partido muy igualado y cayó con la frente en alto al favorito español, según resaltó el seleccionador checo, Jaroslav Hřebík.

“Nos faltaron cinco minutos para ganar, cuando los españoles a duras penas lograron empatar. Nuestros futbolistas jugaron su sexto partido difícil en 17 días. Lo que han logrado es fantástico. Los muchachos están llorando ahora en los vestuarios. Les da mucha pena haber perdido”.

Concientes de sus capacidades, los jóvenes checos entraron en el partido contra los españoles sin temor. Con un juego activo y presionando arriba, los checos no dejaron a La Rojita combinar y, por el contrario, se crearon prometedoras ocasiones para chutar al arco.

Poco después del inicio del segundo tiempo, el centrocampista checo Ladislav Krejčí abrió el marcador. Tras encajar el gol, los españoles se lanzaron furiosos al ataque, pero la defensa checa fue muy sólida. Aguantó hasta el minuto 85, cuando un tiro de Pardo, peinado por Aurtenetxe, terminó en la red y llevó el partido a la prórroga.

El cuadro nacional no perdió el ánimo tras el gol de empate español en el último momento. Patrik Lácha volvió a adelantar a los checos en el marcador en el minuto 97. Sin embargo, el delantero Paco Alcácer, que entró al campo en el segundo tiempo, dio la victoria a los españoles. En el minuto 108, puso tablas en el marcador, y al faltar siete minutos para el fin de la prórroga materializó otra ocasión suya conquistando para el fútbol español otro triunfo a nivel internacional.

A pesar de haber perdido, la afición de fútbol checa tiene por delante, al parecer, un buen futuro. Hace poco el cuadro sub-21 logró la medalla de bronce en la Eurocopa de Dinamarca mientras la selección sub-19 acaba de conseguir la plata europea.

La nueva estrategia de la Asociación Checa de Fútbol está dando sus frutos, según subrayó el jefe de las selecciones juveniles, Dušan Fitzel.

“La idea es unificar el estilo de juego de todas nuestras selecciones juveniles. Queremos jugar de esta forma, porque esa es la tendencia moderna europea. Este es el único camino para seguir, si queremos medirnos con los mejores”, insistió.

Los resultados logrados por los jóvenes checos en los últimos años confirman sus palabras. Además de los recientes triunfos, la selección sub-21 se proclamó campeona europea en 2002, la selección sub-20 llegó en 2007 a la final del Mundial y los jóvenes sub-17 pasaron en 2006 a la final de la Eurocopa.

02-08-2011