El Sparta cae goleado frente al CSKA de Moscú

01-10-2010

Los jugadores dirigidos por Jozef Chovanec ofrecieron una pobre imagen en la capital rusa en la segunda jornada de la Europa League y cayeron goleados por tres a cero frente al CSKA de Moscú .

(Foto: ČTK)(Foto: ČTK) El Sparta de Praga desaprovechó una buena ocasión para encarrilar su clasificación para los dieciseisavos de final de la Europa League. La goleada del combinado ruso se fraguó en las postrimerías del partido, aunque la especulación del resultado pudo con la ambición checa de salir a por los tres puntos. Los jugadores de Jozef Chovanec se limitaron a mantener la puerta a cero y a arañar un buen resultado del estadio Arena Khimki de Moscú.

La primera mitad fue un pacto de no agresión donde las escasas ocasiones de ambos equipos transformaron el espectáculo balompédico en un triste reflejo del deporte rey. La mediocridad se instaló en el encuentro y el juego plano, sumado a las imprecisiones en ambas porterías, se adueñaron de los primeros cuarenta y cinco minutos. El dominio ruso no dio sus frutos y sólo cabía esperar reacción en la segunda mitad. Por su parte, el Sparta, contento con el resultado resistía con un centro del campo poblado y una férrea defensa.

El arquero Jaromír Blažek y Mark González, foto: ČTKEl arquero Jaromír Blažek y Mark González, foto: ČTK El segundo tiempo comenzó con un tímido disparo a media distancia del Sparta que no sorprendió al meta ruso, Akinfeev. Parecía que el conjunto checo se animaba a buscar mayor premio que el empate y pudo romper la igualada a los veinte minutos por medio de Kucka. Su buen recorte dentro del área lo estropeó un manso disparo, que el arquero ruso atajó sin complicaciones. Durante los días próximos al partido, al técnico Jozef Chovanec le preocupaba la pegada de los delanteros del CSKA, Wagner Love y Mark González.

Pero un lanzamiento de esquina evidenció una vez más, la falta de concentración de la zaga checa. El balón, cabeceado por Berezutski libre de marca en el segundo palo encuentra a Seydou Doumbia que a placer y dentro del área pequeña anota el primer tanto del encuentro. Erich Brabec lamentó tras el partido la crueldad del resultado.

Erich Brabec (a la izquierda) y Seydou Doumbia, foto: ČTKErich Brabec (a la izquierda) y Seydou Doumbia, foto: ČTK “El resultado para nosotros es demasiado cruel. El primer gol que recibimos fue bastante tonto. Los otros dos posteriores y todas las ocasiones que tuvieron son fruto de nuestra falta de organización a partir del minuto 70’".

A partir del tanto ruso, el Sparta despertó del conformismo inicial y buscó el tanto del empate. Con espacios y el resultado a favor, el CSKA de Moscú esperó las acometidas checas para salir rápido a la contra. El partido prometía emoción hasta que en el minuto setenta y dos una mano infantil de Brabec permitió al chileno Mark González sentenciar el encuentro.

El conformismo checo de la primera mitad estaba recibiendo un duro castigo que culminó con el tercer tanto de Seydou Doumbia. En doce minutos, el trabajo de la primera mitad se evaporó con sendos errores defensivos que devuelven a la realidad europea al Sparta de Praga.

01-10-2010