El Slavia vuelve a alzar la copa liguera

19-05-2009

El Slavia de Praga se proclamó campeón de la Primera División de fútbol checa, tras derrotar este lunes al Viktoria Žižkov, de visita, por 1-3. El equipo rojiblanco cantó el alirón al faltar dos jornadas para el fin del torneo.

Foto: CTKFoto: CTK Las últimas tres temporadas han sido fabulosas para el Slavia de Praga. En 2007, los rojiblancos lograron clasificarse para la Liga de Campeones por primera vez en su historia y en los últimos dos años alzaron la copa liguera.

El portero Martin Vaniak tiene gran mérito en la reciente racha triunfante del Slavia. El eslovaco, que cumplirá en octubre los 39 años de edad, está viviendo un final de carrera fantástico, según dijo.

Martin Vaniak, foto: CTKMartin Vaniak, foto: CTK “A mis años no esperaba que podría lograr algo parecido, que casi a los 40 podría alcanzar dos títulos consecutivos, así que me alegro mucho. Si ahora el Slavia compra a un portero mejor que yo, no me importa. Creo que este equipo necesita a un guardameta joven y con futuro que actuaría aquí otros cinco o diez años. Yo me voy a sentar tranquilamente en el banquillo para cubrirle la espalda”, afirmó.

Mientras que la temporada pasada, el Slavia tuvo que luchar por el título hasta la última jornada de la Liga, esta vez triunfó de manera convincente ya en la fecha 28.

Para poder iniciar los festejos, los rojiblancos necesitaban como mínimo empatar en el estadio del Viktoria Žižkov. Pero el campeón no se conformó con defender el título y lo conquistó con frente en alto. En la primera mitad, la ofensiva rojiblanca parecía una avalancha que no dejaba de rodar contra la defensa local, indicó el delantero Pavel Fořt, autor de dos goles ante el Žižkov.

Foto: CTKFoto: CTK “La verdad es que hemos salido al campo como furias y en el primer tiempo podíamos haber marcado cinco goles. En la segunda mitad controlamos el choque, el Žižkov logró reducir distancias con un tanto, pero al final hemos terminado el partido tranquilos”, señaló.

Mientras que el Slavia se puso a celebrar una vez terminado el encuentro, el Žižkov se quedó a punto de derramar las lágrimas. Tras caer ante el Slavia, este club queda clavado a la zaga de la tabla, seis puntos por debajo de la posición 14 que le aseguraría la permanencia. Para salvarse, el Žižkov tiene que ganar los dos últimos partidos de la liga y esperar que el Příbram, que ocupa la deseada posición 14, no consiga ni siquiera un punto.

19-05-2009