El Slavia Praga sale de España muy vivo

08-03-2019

Los aficionados del Slavia Praga pueden seguir manteniendo la esperanza de pasar a los cuartos de final de la Europa League, después de que este jueves su equipo consiguiese un valioso empate contra el Sevilla.

Foto: ČTK/AP/Miguel MorenattiFoto: ČTK/AP/Miguel Morenatti

El Slavia Praga puede sentirse afortunado tras el empate cosechado este jueves en España, en el encuentro que le enfrentaba al Sevilla en la ida de los octavos de final de la Europa League.

Sergi Gomes, foto: ČTK/AP/Miguel MorenattiSergi Gomes, foto: ČTK/AP/Miguel Morenatti Para los checos, la tarde prometía ser muy estresante. El Sevilla es el máximo campeón histórico de la competición y uno de los favoritos para volver a llevarse el trofeo.

Sin embargo, ninguno de los dos equipos tuvo un gran día, en un juego lleno de imprecisiones y ocasiones desaprovechadas, que terminó con un 2-2 en el marcador que sabe más dulce para el Slavia que para el conjunto español.

El encuentro comenzó de una forma que difícilmente dejaba imaginar el desenlance posterior. Un error en el pase del mediocentro defensivo Tomáš Souček permitió que cuando solo se habían jugado unos segundos de partido el Sevilla hiciera el 1-0.

Mientras que el Sevilla ya soñaba con una tarde perfecta, los fans del Slavia que habían viajado hasta España estaban atónitos ante esta situación y mostraron su enfado. Tras el partido, Souček explicó a la Radiodifusión Checa que cometer ese error fue muy duro para el equipo, pero se enorgulleció de haber sabido responder adecuadamente.

“Ha sido desagradable para todos. Los fans nos estaban abucheando y se podía sentir. Ahora somos un equipo más maduro. Ya supimos manejar la situación con el Genk, y en el partido de ayer recibimos dos goles y las dos veces supimos responder rápido“.

Jindřich Trpišovský, foto: ČTK/AP/Miguel MorenattiJindřich Trpišovský, foto: ČTK/AP/Miguel Morenatti Cometer un error de esa magnitud nada más comenzar un partido puede marcar a un jugador para el resto del encuentro. Pero el entrenador del Slavia, Jindřich Trpišovský, aclaró que en ningún momento se le pasó por la cabeza sustituir a Tomáš Souček, además, todos sus compañeros le mostraron su apoyo en esa difícil situación.

“En ningún caso me lo planteé. Un fallo así tiene que venir en algún momento. En 300 ocasiones sale bien, pero en la 301 hay un fallo. Sabía que los chicos estaban intentando ayudarle y que le daban su apoyo“.

Más tarde, en el minuto 25, un tiro desde fuera del área del delantero eslovaco Miroslav Stoch tuvo la suerte de rozar a un defensa local y entrar en la portería para poner el empate.

No obstante, la alegría duró poco. En el minuto 28, tras un saque de esquina, un fuerte disparo de Munir convirtió el 2-1 a favor del Sevilla. El Slavia tenía que volver a remar a contracorriente.

Once minutos después, cuando el reloj marcaba el minuto 39, llegó uno de los momentos más surrealistas del partido. Saca un córner el Slavia Praga, el balón da en el hombro del jugador Alex Král y el propio jugador se gira confuso pensando que el balón ha ido hacia su campo. Pero la realidad es que el balón, para sorpresa de todos, realizó una parábola perfecta que se coló en la portería. Así llegó el definitivo 2-2 al marcador.

Una vez finalizado el partido, Alex Král comentaba con una sonrisa la cómica escena.

“Ahora me estaba riendo con los chicos en el vestuario, creo que es el gol más gracioso que he marcado en mi vida. De pronto vi que todos estaban contentos y que el balón estaba dentro de la portería, y no sabía ni siquiera si tenía que correr a celebrarlo, si de verdad era gol“.

Por desgracia para el Sevilla, esa jugada no solo supuso el empate, sino que también provocó la lesión del portero del equipo español, el checo Tomáš Vaclík, que tuvo que ser sustituido y no pudo finalizar el partido contra sus compatriotas.

Foto: ČTK/AP/Miguel MorenattiFoto: ČTK/AP/Miguel Morenatti El Sevilla, técnicamente superior pero que no pasa por un buen momento y que no supo aprovechar su mayor control del balón y sus más numerosas oportunidades de gol, se marchó cabizbajo y siendo abucheados por su público.

Por su parte, al Slavia Praga este resultado le permite enfrentarse al partido de vuelta con optimismo, ya que además de la victoria, también le valdrían un empate a cero o a un gol para pasar a los cuartos de final de la Europa League.

El delantero Miroslav Stoch se mostró contento con el resultado, pero quiere tener los pies en la tierra.

“Estamos cerca y al mismo tiempo lejos. Todos sabemos que este resultado es excelente pero todavía queda mucho y la vuelta será muy dura. Pero bueno, el resultado es una pequeña ventaja, veremos qué pasa“.

Todo está por decidir en el partido que se disputará el próximo jueves en el Eden Arena de Praga, donde con toda seguridad habrá lleno absoluto.

Si el Slavia consigue pasar a los cuartos de final, estará ante su mayor logro de los últimos años.

08-03-2019