El recuerdo de Havel sigue vivo siete años después de su muerte

18-12-2018

Se cumplen siete años de la muerte de Václav Havel, primer presidente checoslovaco tras la caída del régimen comunista y primer presidente de la República Checa. Para honrar su memoria, se realizan diversos actos a lo largo de este martes.

Foto: Filip Jandourek, ČRoFoto: Filip Jandourek, ČRo El 18 de diciembre de 2011 falleció a los 75 años Václav Havel, primer presidente de la República Checa. Elló ocurrió en la pequeña localidad de Hrádeček, donde tenía una cabaña.

Para recordar este séptimo aniversario y honrar su memoria, se llevan a cabo diversos actos en Praga a lo largo de este martes. Los seguidores de Havel encendieron velas en su recuerdo y leyeron fragmentos de sus obras artísticas, pues recordemos que Václav Havel fue también un reconocido dramaturgo antes de su incursión en la política. Asimismo, algunos de los ciudadanos que le rinden homenaje llevarán un corazón simbólico hasta el Castillo de Praga.

Václav Havel, foto: Filip Jandourek, ČRoVáclav Havel, foto: Filip Jandourek, ČRo La figura de Havel, con sus luces y sus sombras, es aceptada generalmente por los checos como símbolo de libertad y democracia, ya que fue uno de los más reconocidos disidentes del régimen comunista.

Tras la caída del comunismo, se convirtió en el presidente de Checoslovaquia, para más tarde llegar a ser el primer presidente de la República Checa independiente, tras la separación de la República Checoslovaca en dos estados, la República Checa y la República Eslovaca.

A Havel siempre le caracterizó una forma muy directa de hablar, como ya dejó ver en su primer discurso de año nuevo, que fue retransmitido por radio y televisión el 1 de enero de 1990.

“Supongo que no me han propuesto para este cargo para que mienta. Nuestro país no está prosperando“.

También conocido por su sentido del humor, es muy recordada una anécdota del desfile de su investidura como presidente checoslovaco, el 29 de diciembre de 1989. En esta ocasión se subió las perneras de los pantalones demasiado, una imagen que quedó para el recuerdo. El propio Václav Havel lo explicaba así.

Foto: Filip Jandourek, ČRoFoto: Filip Jandourek, ČRo “Como quería tener un aspecto más digno en el desfile, me subí un poco los pantalones. Pero los pantalones me traicionaron tanto a mí como a toda la nación, porque no volvieron a su posición original hasta después del desfile“.

Este gesto con los pantalones todavía se sigue haciendo entre sus seguidores como señal de recuerdo.

Václav Havel ejerció como presidente de Checoslovaquia entre 1989 y 1992, y como presidente de la República Checa entre 1993 y 2003. Durante su trayectoria, se reunió con importantes personalidades, tanto del mundo de la política como de otros campos. Se reunió, por ejemplo, con el papa Juan Pablo II, con Bill Gates o con el grupo Rolling Stones, cuando en 1990 actuaron en Praga. Especialmente conocida fue su buena relación con el Dalai Lama y con el presidente estadounidense Bill Clinton

Su figura tuvo tal relevancia, que a día de hoy sigue siendo reconocido a nivel mundial como un prominente luchador a favor de la libertad y de los Derechos Humanos, y le rinden homenaje incluso fuera de las fronteras checas.

18-12-2018