El primer ministro checo no quiere huérfanos sirios en Chequia

El primer ministro, Andrej Babiš, ha rechazado la acogida de huérfanos sirios en Chequia. En declaraciones al diario Právo, el jefe del Gobierno insistió en que no quiere un solo refugiado en su país.

Niños sirios, foto ilustrativa: ČTK/AP/Ugur CanNiños sirios, foto ilustrativa: ČTK/AP/Ugur Can Michaela Šojdrová, foto: Filip Jandourek, ČRoMichaela Šojdrová, foto: Filip Jandourek, ČRo La República Checa ha mantenido desde el principio una política firme en torno a la llegada masiva de refugiados a Europa. Con los países del Grupo de Visegrád cerró filas y se opuso a las cuotas de refugiados, proyecto que posteriormente modificó Bruselas.

La eurodiputada Michaela Šojdrová, quien visitó los campamentos de refugiados en Grecia, considera que Chequia puede hacerse cargo de al menos 50 huérfanos sirios, según indicó a la Radiodifusión Checa.

“Se trata de jóvenes indefensos, vulnerables que pueden ser manipulados con facilidad. Necesitan educación y protección”.

Jan Hamáček, foto: David Sedlecký, Wikimedia CC BY-SA 4.0Jan Hamáček, foto: David Sedlecký, Wikimedia CC BY-SA 4.0 El primer ministro, Andrej Babiš, se ha opuesto de manera categórica al proyecto de la eurodiputada checa, e insiste en que se puede ayudar de otra manera.

“La señora Šojdrová habla de huérfanos, que son varones de entre 12 y 17 años. Dije que estoy dispuesto a ayudar a los huérfanos, pero en el lugar en el que se encuentran. Se necesita un debate y no provocar histeria”.

El vice primer ministro, Jan Hamáček, escribió un tuit contradiciendo la actitud del jefe del Gobierno.“La Repúlica Checa está en condiciones de recibir a 50 niños sirios que perdieron a sus padres en la guerra de Siria”, indicó Hamáček que es a la vez ministro del Interior y de RR.EE.

La actitud de Babiš ha sido criticada a nivel nacional e internacional. Por ejemplo el vicepresidente del Parlamento Europeo, el checo Pavel Telička, antiguo miembro del movimiento gubernamental ANO, considera que se trata de una postura extrema.

Pavel Telička, foto: Zuzana Suchánková, ČRoPavel Telička, foto: Zuzana Suchánková, ČRo “En estos momentos el primer ministro checo dice que en caso de que hubiera alguna persona de Siria que solicite asilo o protección temporal no estudiaremos el caso. No importa que se trate de un niño, de un menor de edad o de un huérfano, simplemente ni siquiera lo pensaremos. Creo que se trata de una postura extrema”.

Para Telička el tema del rechazo a las cuotas de inmigrantes fue un asunto lógico, pero lo que ocurre ahora coloca al país en la frontera de la falta de solidaridad humanitaria y del incumplimiento de acuerdos internacionales.

La eurodiputada Michaela Šojdrová dijo al servidor Lidovky.cz que no se dará por vencida y que buscará respaldo entre las esposas del primer ministro y del presidente de la República.