El primer ministro checo destaca la importancia de respaldar a Ucrania con ayuda económica

07-03-2014

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea acordaron este jueves suspender las negociaciones con Rusia sobre la supresión de visados y sobre el nuevo acuerdo bilateral de asociación. Se trata de la primera reacción concreta de Bruselas a la intervención militar rusa en Crimea. El primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, hizo énfasis en la importancia de que Europa ofrezca ayuda económica y financiera para estabilizar a Ucrania.

Herman Van Rompuy, foto: ČTKHerman Van Rompuy, foto: ČTK El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, sostuvo que si en los próximos días Moscú no acepta dialogar con Ucrania para resolver la crisis, la Unión Europea adoptará medidas adicionales como restricciones de viaje y la congelación de activos para los dirigentes rusos responsables.

El primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, que asistió a la cumbre de Bruselas, indicó que los líderes europeos condenaron la violación por parte de Rusia de la soberanía y la integridad territorial de Ucrania y le pidieron que retire inmediatamente sus fuerzas armadas y permita el acceso de observadores internacionales.

Sobotka se refirió también a la importancia de la decisión europea de respaldar a Ucrania con ayuda económica y financiera.

“El paquete de ayudas financieras a Ucrania a lo largo de los próximos años es muy importante para estabilizar el país y las infraestructuras estatales”.

Bohuslav Sobotka, foto: ČTKBohuslav Sobotka, foto: ČTK Esta ayuda financiera a Ucrania es de un valor de al menos 11.000 millones de euros y saldrá del presupuesto comunitario y de las instituciones financieras internacionales en el marco de la Unión Europea.

También fue expresada la voluntad de facilitar a Ucrania la exportación de bienes a territorio europeo, fomentar el proceso de liberalización de visados a sus ciudadanos y asistir al país en el terreno de la seguridad energética por medio de la diversificación del suministro.

Europa respondió así ante la escalada de la tensión después de que el Parlamento de la República Autónoma de Crimea pidiera este jueves al presidente de Rusia, Vladimír Putin, y a la Cámara Baja del Parlamento ruso que inicien los procedimientos para incorporar esta península de Ucrania a la Federación Rusa en calidad de provincia o unidad administrativa.

En una sesión extraordinaria el Parlamento de Crimea decidió adelantar al 16 de marzo la fecha del referéndum sobre el futuro de la región.

Sevastopol, Ucrania, foto: ČTKSevastopol, Ucrania, foto: ČTK Por su parte, el presidente del Senado checo, Milan Štěch, confirmó la suspensión de su planificado viaje a Rusia. Según Štěch, el motivo es la política rusa en Ucrania. La última gota fue la información de que la Cámara Alta del Parlamento ruso prepara una ley que, en caso de que Europa y otros países adopten sanciones contra Moscú, permitiría confiscar las propiedades y las cuentas bancarias de empresas europeas y estadounidenses en Rusia.

Štěch informó de su decisión a la parte rusa y recalcó que su viaje a Moscú no podrá realizarse mientras se mantenga la tensión en las relaciones ruso-ucranianas tras la intervención de fuerzas militares rusas en Crimea.

07-03-2014