El primer ministro checo confía en España al frente de la UE para luchar contra la crisis económica

13-01-2010

El primer ministro de la República Checa, Jan Fischer, cree que el papel de España será de gran valor para superar la crisis económica en el continente. Así lo consideró el jefe del Gobierno checo en declaraciones exclusivas para Radio Praga.

La Iglesia de Santa Ana de Praga se vistió de gala el martes para celebrar el inicio de la cuarta presidencia española en la Unión Europea. La primera tras la aprobación del Tratado de Lisboa y la primera preparada de forma conjunta por el grupo de los tres países que se turnarán en ella durante los próximos 18 meses: España, Hungría y Bélgica.

El primer ministro, Jan Fischer, que accedió al cargo precisamente en plena presidencia checa tras la caída del gobierno de Mirek Topolánek en marzo del año pasado, quiso expresar sus mejores deseos a España para el próximo medio año.

“Lo primero que me gustaría es desearle a España que tenga éxito en su presidencia. Es la primera con un formato que es nuevo en parte, la primera con el modelo del Tratado de Lisboa. Un formato que creo firmemente que será bueno para Europa y que España sabrá hacer buen uso de él”.

Fischer también recordó todos los retos que tiene España por delante ante el momento en el que se encuentra Europa. Entre ellos, el afianzamiento de las instituciones comunitarias, la seguridad energética, el debate por la política exterior de los Veintisiente, y por supuesto, la crisis del sector financiero. Contradiciendo las críticas que la presidencia española ha recibido por parte de la prensa, principalmente inglesa, así como por políticos de varios países, Jan Fischer confía en la gestión de España para luchar contra la crisis.

Arturo Laclaustra, foto: www.flickr.comArturo Laclaustra, foto: www.flickr.com “Podemos estar seguros de que España dará una gran prioridad a la lucha contra la crisis económica y a los aspectos sociales, precisamente porque conoce bien las dificultades que ha provocado la situación actual. Cuando es uno mismo el que tiene un problema, es lógico que se muestre más voluntarioso a la hora de resolverlo también en el plano comunitario”.

Destacando la buena disposición del Gobierno checo para colaborar con España, Jan Fischer, agradeció las palabras referentes a la presidencia checa en 2009 que en su discurso pronunció el embajador de España, Arturo Laclaustra. “Me alegra que el embajador en su discurso inaugural haya alabado la presidencia checa por su aportación y su buena predisposición. Efectivamente nos esforzamos en estar siempre abiertos y no dejar nada por hacer”.

Fischer recordó también la postura y el papel que Chequia seguirá desempeñando en Bruselas a través de su eurocomisario.

“La República Checa tendrá un eurocomisario dedicado a la ampliación de la UE y a las relaciones con los Estados vecinos. Apoyamos la entrada de los países balcánicos occidentales, por supuesto, y el debate con otros que puedan estar interesados. Europa no se puede encerrar en sí misma. Es una comunidad abierta y está abierta a la integración”.

El jueves en Radio Praga, les ofreceremos una entrevista con el embajador de España en la República Checa, Arturo Laclaustra, sobre las prioridades y objetivos de la presidencia española.

13-01-2010