El primer caviar de origen checo se obtiene sin matar esturiones

30-12-2013

La Facultad de Pesca y Protección de Aguas de la Universidad de Bohemia del Sur se ha convertido en el primer productor checo de caviar. Además, su nueva tecnología permite obtener las huevas sin tener que matar a los esturiones, que aparecen en la lista de especies amenazadas precisamente por la manera habitual de extraer este manjar de lujo.

Václav Nebeský, foto: ČT24Václav Nebeský, foto: ČT24 Caviar respetuoso con los esturiones. Bajo este lema se vende el primer caviar de origen checo, producido por especialistas de la Universidad de Bohemia del Sur, en la ciudad de České Budějovice.

La idea de elaborar este lujoso producto surgió tras una investigación basada en el estudio de la reproducción de esturiones en las condiciones climáticas de Chequia, donde la especie aparece de forma más bien esporádica. Por tanto, antes de producir el caviar, el principal objetivo fue idear un método para conseguir las huevas sin dañar la integridad del pez, según señala el asistente del decano de la facultad, Václav Nebeský.

“No matamos a los peces durante el proceso de fabricación del caviar. Somos una universidad y nuestro objetivo es inventar cosas nuevas, algo que hemos logrado”, explicó.

Foto: ČT24Foto: ČT24 Esta nueva tecnología se basa en la extracción de las huevas a través de una intervención microquirúrgica, tras la que el pez llega a recuperarse antes de un mes. Así los especialistas pueden conseguir de un esturión hasta un kilogramo de huevas en un año. De estas, una parte está destinada a la investigación genética y la otra a la producción del caviar.

Dado que el método tradicional no cuenta con la supervivencia del pez, se trata de una patente única, protegida por una licencia, según afirma el portavoz del Ministerio del Medioambiente, Matyáš Vitík.

“La Universidad de Bohemia del Sur es actualmente la única en obtener esta licencia del Ministerio del Medioambiente”.

Foto: ČT24Foto: ČT24Esta metodología ha llamado la atención de algunos grandes productores de pescado, que se han puesto en contacto con la universidad, según afirma Nebeský.

“Se trata de productores extranjeros, ya que en la República Checa todavía no hay ninguna piscifactoría que críe esturiones”, señaló.

En cuanto al sabor y el precio, el caviar checo no difiere de las marcas más conocidas. El precio de un kilogramo de caviar rojo es aproximadamente 80 euros, mientras que el negro se puede vender hasta por 650 euros. Actualmente, la Universidad de Bohemia del Sur puede llegar a conseguir aproximadamente 10 kilogramos de caviar al año y las ganancias de la venta las invertirá en otra investigación.

Sin embargo, el que desee enriquecer su menú navideño con este manjar, se llevará una desilusión, ya que la primera tanda de caviar ha sido completamente vendida y para la nueva hay que esperar hasta la primavera del año que viene.

30-12-2013