El presidente Zeman: las tropas checas deben permanecer en Afganistán

La misión de la OTAN en Afganistán es de interés nacional, sostuvo el presidente checo Miloš Zeman, y descartó la ausencia checa en la misión “Apoyo Resoluto”.

Miloš Zeman, foto: ČTK/Šimánek VítMiloš Zeman, foto: ČTK/Šimánek Vít El presidente de la República Checa, Miloš Zeman, participó este miércoles en la reunión interanual de los jefes de las misiones diplomáticas checas en el extranjero.

En su discurso mencionó varios temas que tienen que ver con la orientación de la política exterior. En primer lugar descartó la ausencia checa en la misión de la OTAN “Apoyo Resoluto” en Afganistán, que ha sido puesta en duda después del fallecimiento de tres soldados checos, víctimas de un ataque suicida.

Foto ilustrativa: MO ČRFoto ilustrativa: MO ČR Zeman sostuvo que la presencia checa en este país es de interés nacional.

“Las tropas checas en Afganistán luchan contra el riesgo del terrorismo. Si hubiéramos abandonado este país, se impondría el Gobierno de los talibanes que lo convertirían en un nuevo Estado Islámico”.

El presidente checo resaltó que la misión en Afganistán es la más importante de las que cuentan con la presencia checa.

Otro de los puntos del discurso fue dedicado a las sanciones contra Rusia. Zeman apoya la anulación de las sanciones, y sostuvo que la misma opinión se puede registrar también en Italia, Austria, Hungría y Eslovaquia.

En lo que se refiere a los temas económicos, el presidente subrayó la importancia del tratado de libre comercio entre Estados Unidos y la Unión Europea. Al mismo tiempo advirtió que la economía checa podría verse afectada si se produce una guerra económica entre Estados Unidos y China, y abogó por no apoyar la política europea común contra los cambios climáticos.

Hynek Kmoníček, foto: Luboš Vedral, ČRoHynek Kmoníček, foto: Luboš Vedral, ČRo Zeman fue crítico con el embajador checo en Estados Unidos, Hynek Kmoníček, al recordar que hasta ahora no había sido capaz de organizar la visita del presidente checo a la Casa Blanca.

En reacción a las palabras del presidente, Kmoníček dijo a la Televisión Checa, que Estados Unidos se está preparando para invitar a un representante checo.

“Desde el punto de vista simbólico nos interesa que se trate del presidente checo. Sin embargo, en el caso de los países con sistema parlamentario, Estados Unidos prefiere invitar más bien al primer ministro del Gobierno”.

Acabada la tradicional reunión del presidente con los diplomáticos checos, Zeman mantuvo conversaciones con el jefe de la Socialdemocracia, Jan Hamáček, sobre quién ocupará el puesto del ministro de Relaciones Exteriores. Este Ministerio está dirigido temporalmente por el líder socialdemócrata, debido al rechazo del presidente para nombrar al eurodiputado Miroslav Poche. La Socialdemocracia va a discutir su nominación al puesto ministerial otra vez este viernes.