El presidente Klaus criticó al Gobierno

17-10-2003

El presidente checo, Václav Klaus, visitó por primera vez desde su elección la Cámara Baja. En su discurso ante los legisladores, Klaus criticó la política del Gobierno de coalición de Vladimír Spidla.

El presidente checo, Václav Klaus, visitó por primera vez desde su elección la Cámara Baja, foto: CTKEl presidente checo, Václav Klaus, visitó por primera vez desde su elección la Cámara Baja, foto: CTK El presidente Klaus se refirió al déficit récord del presupuesto estatal para el año entrante, al transcurso de la reforma de las finanzas públicas y al crecimiento del poder del Estado en detrimento de las libertades cívicas. Klaus advirtió también ante el descenso de la confianza de los ciudadanos en las instituciones estatales.

Simultáneamente, el presidente exhortó a los partidos políticos a cooperar en la solución de los problemas.

"Es necesario prestar oído uno al otro, abandonar las posturas ideológicas y también los intereses personales. Busquemos juntos tales soluciones a los problemas que sean favorables a los intereses de la República Checa".

Václav Klaus dijo que la reforma de las finanzas públicas representa uno de los problemas claves de la actualidad. Destacó la necesidad de encontrar consenso no solo a nivel no solo político, sino también público. En cuanto al presupuesto estatal para 2004, el presidente señaló que cuenta con un déficit de 115 mil millones de coronas, equivalentes a 3 mil 800 millones de euros. "Se trata del mayor déficit presupuestario en la historia del país", apuntó Klaus.

El discurso del presidente provocó reacciones diversas entre los legisladores. Los diputados del opositor Partido Cívico Democrático aplaudieron a su antiguo líder partidista, mientras que los comunistas reprocharon a Klaus por no aceptar, como antiguo primer ministro, parte de su responsabilidad por el elevado endeudamiento. La mayoría de los diputados de la coalición gubernamental calificaron el discurso como poco objetivo.

El primer ministro, Vladimír Spidla, quien participó el jueves en la cumbre de la Unión Europea en Bruselas, rechazó categóricamente las críticas de Václav Klaus, calificándolas de injustas e infundadas.

17-10-2003