El presidente checo aseguró que Turquía no puede pertenecer a la Unión Europea

23-03-2017

El presidente checo, Miloš Zeman, advirtió este miércoles que las duras declaraciones de su homólogo Recep Tayyip Erdogan contra Europa demuestran que Turquía no puede pertenecer a la Unión Europea. El mandatario aseguró que Turquía trata de chantajear a los europeos y los amenaza con el envío de refugiados.

Miloš Zeman, foto: ČTKMiloš Zeman, foto: ČTK La escalada verbal de Turquía contra Europa está ahondando la crisis diplomática que protagonizan Ankara y el Viejo Continente. El presidente Recep Tayyip Erdogan lanzó una amenaza el martes advirtiendo que los ciudadanos europeos no podrán salir en paz a las calles si Europa continúa comportándose así, y denunció el supuesto maltrato que sufre su país.

El presidente checo, Miloš Zeman, manifestó que las palabras de su homólogo turco no invitan al diálogo ya que vienen desde una posición de fuerza y son desafiantes.

“Erdogan tiene en sus manos una única carta, que puede utilizar contra la Unión Europea. Y esta carta se llama tres millones de migrantes y la reapertura de la ruta balcánica con todas sus consecuencias“.

Recep Tayyip Erdogan, foto: archivo de la Ofician del Gobierno Turco / CC BY-SA 2.0Recep Tayyip Erdogan, foto: archivo de la Ofician del Gobierno Turco / CC BY-SA 2.0 En un encuentro con la prensa en Ankara el mandatario turco fue tajante: “Todo esto es seguido atentamente en todo el mundo. Si continúan comportándose así, ningún europeo, ningún occidental, podrá el día de mañana, en ningún sitio del mundo salir a las calles con seguridad y paz”, dijo Erdogan.

Alemania, Países Bajos y Turquía mantienen desde hace varias semanas una tensa situación. Resulta que las autoridades alemanas y holandesas impidieron la celebración de mítines políticos turcos en sus territorios, como parte de la campaña del referéndum constitucional que convocará Turquía en abril.

Esta negativa fue interpretada por el presidente Erdogan como una “cruzada contra el islam” y comparó a los gobiernos de esos países con los nazis.

El presidente Zeman insistió en que semejante estilo de comunicación no es el mejor, y que se confirman sus palabras de que Turquía no pertenece a la Unión Europea.

23-03-2017