El premio Anděl combina la música clásica con la moderna

Con el premio musical Anděl fueron galardonados este martes en Praga los mejores intérpretes checos de 2018. Entre los ganadores está el cantante Miro Žbirka, el grupo Lucie y la cantante Barbora Poláková.

Barbora Poláková y Jakub Machala, foto: ČTK/Šulová KateřinaBarbora Poláková y Jakub Machala, foto: ČTK/Šulová Kateřina

Los miembros de la Academia Checa de Música entregaron este martes las estatuillas del premio musical Anděl en la sala Fórum Karlín de Praga. El premio Solista Femenina del Año lo obtuvo la cantante Barbora Poláková con su álbum ZE.MĚ.

El cantante Miro Žbirka se convirtió en el Solista del Año con su grabación Double Album. El grupo Lucie recibió el premio por la Canción del Año.

Miro Žbirka, foto: ČTK/Šulová KateřinaMiro Žbirka, foto: ČTK/Šulová Kateřina Anděl, que significa “ángel” en español, es un premio musical checo otorgado por los académicos al estilo de los Grammy desde el año 1991. Desde 1997 los premios Anděl tienen la forma de estatuillas de ángeles con las alas extendidas, tocando el corno inglés. Las estatuas fueron diseñadas por el escultor checo Jaroslav Róna.

Este año más de 350 académicos musicales votaron en un total de 14 categorías. Los premios principales se otorgaron en las siguientes categorías: Álbum, Canción, Grupo, Solista, Solista Femenina, Revelación, y Videoclip del Año. Otro premio fue otorgado por la contribución de por vida en el área de la música checa.

Además de estos títulos se entregaron seis premios de género. Para este año los organizadores prepararon dos novedades, como destacara para la Radiodifusión Checa el presidente de la Academia Checa de Música, Honza Vedral.

“En la actualidad los géneros de la corriente principal de música están cada vez más entremezclados. Creo que las nominaciones de este año muestran esta tendencia. Hemos añadido el género de música clásica y unido la música alternativa y electrónica en una categoría”.

Con el premio Anděl fueron galardonadas las mejores producciones de los géneros de folk, jazz, rock, rap, música alternativa y electrónica, y música clásica.

Michal Prokop, foto: ČTK/Šulová KateřinaMichal Prokop, foto: ČTK/Šulová Kateřina En el primer ganador de la nueva categoría clásica se convirtió la Orquesta Filarmónica Checa con su grabación de la Sinfonía N° 1 del compositor checo Bohuslav Martinů, bajo la batuta del antiguo director de la orquesta, Jiří Bělohlávek.

El disco fue lanzado en otoño de 2018 por la casa editorial Supraphon. Se trata del último disco grabado con la actuación de Jiří Bělohlávek.

Desde su publicación, el disco ha tenido éxito tanto en el extranjero como en la República Checa. Los miembros de la Orquesta Filarmónica Checa dedicaron el premio Anděl a su ex director, quien falleció en mayo de 2017.

La ceremonia en Fórum Karlín fue dedicada al 60 aniversario de la fundación del Teatro SeMaFor en Praga. Los organizadores conmemoraron la obra de los músicos Jiří Suchý y Jiří Šlitr, que ha tenido un impacto significativo en la calidad de la música popular contemporánea, según destacó Honza Vedral, presidente de la Academia Checa de Música.

La velada estuvo acompañada por actuaciones del cantante Miro Žbirka, Tomáš Klus, Thom Artway, el rapero Vladimir 518, los grupos Monkey Business, Mandrage y Wohnout.

Por último, al Salón de la Fama entró el cantante, compositor, moderador y ex político checo Michal Prokop, por haber presentado al público checo una forma original de composición de la música rock.