El precio de la vivienda, un problema cada vez más serio para los jóvenes checos

18-02-2020

Para acceder a una hipoteca en Chequia es necesario en promedio tener ahorrados casi 30 000 euros, algo que pocos jóvenes pueden permitirse.

Foto ilustrativa: nattanan23 / Pixabay, CC0Foto ilustrativa: nattanan23 / Pixabay, CC0 Los precios de la vivienda en la República Checa han crecido tanto en los últimos años, que cada vez es más difícil para los jóvenes acceder a una vivienda en propiedad.

De acuerdo con un estudio de la agencia NMS Market Research, hasta 300 000 jóvenes checos quieren comprar una vivienda este año, sin embargo, la mayoría de ellos no tiene suficientes ahorros.

Según este estudio, el ahorro promedio de los jóvenes encuestados era de unos 2000 euros, una cantidad del todo insuficiente para pagar la entrada a una vivienda y recibir una hipoteca, como apunta para la Radio Checa Jiří Feix, director general de la entidad bancaria Hypoteční Banka.

“Eso no es una cantidad suficiente para que alguien pueda conseguir una vivienda en propiedad. Por lo tanto, los únicos que tienen una oportunidad real para adquirir una vivienda son los que tienen ahorros superiores a 20 000 euros, que son solo el 10 % de los jóvenes”.

Foto ilustrativa: Štěpánka BudkováFoto ilustrativa: Štěpánka Budková En concreto, para iniciar la compra de una vivienda en Chequia es necesario contar de media con unos 28 000 euros, lo que dista mucho de la realidad de los jóvenes checos.

Una de las consecuencias directas de este problema es que la gente busca pisos o casas en las afueras de su ciudad, así como en otros municipios, aunque ello conlleve largos desplazamientos a diario. En el caso de Praga, este traslado de población ha llevado el crecimiento de los precios también a las ciudades que rodean la capital checa, añade Feix.

“El precio de la vivienda está llevando a cada vez más gente a vivir en las aglomeraciones a las afueras de las ciudades o incluso fuera de las ciudades, donde es posible comprar una casa o un piso más baratos. En Praga se trata de 30-50 kilómetros alrededor de la ciudad, y entonces los precios en la capital afectan a municipios como Kladno, Beroun y Benešov”.

Chequia es un país donde el porcentaje de viviendas en propiedad es muy alto, por lo que la disponibilidad de pisos y casas para comprar o alquilar es reducida, lo que agudiza el problema, como explica Tomáš Kořínek, presidente de la Caja de Ahorros y Préstamos para la vivienda de Bohemia y Moravia.

“En Chequia, el 80 % de las personas vive en una vivienda en propiedad, una cifra que no se puede comparar con las de Europa Occidental. Tenemos el récord en lo que se refiere a cuánto tiempo tenemos una casa en propiedad, por lo que la disponibilidad no va a ser alta y tendremos que acostumbrarnos al concepto de vivir de alquiler”.

El problema es que tanto el precio de la compra como el del alquiler han aumentado mucho más rápido que el poder adquisitivo de los checos, por lo que cualquiera de las dos opciones se presenta difícil.

Foto: Reisefreiheit_eu / Pixabay, CC0Foto: Reisefreiheit_eu / Pixabay, CC0 El precio de compra de un piso en Chequia ha subido casi un 40 % en los últimos cinco años. En lo que se refiere al precio del alquiler, es el segundo país donde más ha crecido este indicador en la Unión Europea.

Jiří Pácal, miembro del consejo de administración de la Asociación para el Desarrollo del Mercado Inmobiliario, destaca que a todos los factores ya mencionados se suma la presión turística en ciudades como Praga, que en el centro tiene casi 15 000 pisos dedicados a estancias vacacionales con Airbnb. Esto reduce aún más la cantidad de pisos disponibles.

18-02-2020