El Pilsen mete un pie en la Champions

17-08-2011

El Viktoria de Pilsen dio la campanada en Dinamarca venciendo por 1-3 al Copenhague y tiene al alcance de la mano la primera clasificación de su historia a la fase de grupos de la Liga de Campeones.

Copenhague - Viktoria Pilsen, foto: ČTKCopenhague - Viktoria Pilsen, foto: ČTK Demasiado mal le tendrían que ir las cosas al equipo checo el próximo miércoles en la vuelta de la última eliminatoria previa de la Liga de Campeones para no lograr finalmente su soñado pase a la mayor competición por clubes del continente. Se convertiría en el tercer equipo checo en conseguirlo tras Sparta y Slavia, y el único en hacerlo en las últimas cuatro temporadas.

El Pilsen sufrió en la primera mitad. Tuvo pocas ocasiones que no materializó y la iniciativa estuvo del lado danés. Sin embargo los locales no lograron aprovechar las oportunidades que tuvieron. Especialmente peligroso para los checos fue el costarricense Bolaños, pero la acertada actuación en su debut del portero Marek Čech, recién llegado al Viktoria desde el Sochi ruso, desbarató más de una ocasión rival.

Al igual que sucediera en el vibrante enfrentamiento contra el Rosenberg noruego de hace dos semanas, el Pilsen se convirtió en otro equipo tras el descanso. Así lo reconoció el capitán Pavel Horváth.

Copenhague - Viktoria Pilsen, foto: ČTKCopenhague - Viktoria Pilsen, foto: ČTK “En el primer tiempo no nos ha ido tan bien. Atacábamos sin cabeza. Pero en la segunda mitad nos hemos quitado la presión, hemos sido peligrosos, llegaron las oportunidades y metimos tres goles”.

Con el capitán del equipo checo coincidía tras el encuentro su entrenador, Pavel Vrba.

“La segunda parte fue lo importante. Fuimos mucho más activos, más cohesionados. En los ataques participaba una gran cantidad de jugadores. Hemos ido a por ellos sin miedo, con buenas combinaciones y sin perder balones. Eso ha sido lo que ha decidido el partido”.

El primer gol de los checos llegó sin embargo gracias a una desafortunada acción del islandés Ottesen, que marcó en propia meta. Pocos minutos después Václav Pilař aumentaba diferencias con un tiro desde la frontal del área al que no llegaba el portero del Copenhague Wiland. En el minuto 69, el propio Ottesen cabeceando un córner recortaba distancias y de paso se resarcía en parte de su autogol. Pero a 11 minutos del final, un precioso disparo de Martin Fillo, potente y colocado, cruzó toda el área danesa para meterse por la escuadra sin que nada pudiera hacer el guardameta sueco del Copenhague.

Copenhague - Viktoria Pilsen, foto: ČTKCopenhague - Viktoria Pilsen, foto: ČTK Un día después del choque, los checos piden calma y templanza para que el próximo miércoles no haya sorpresas en el Eden de Praga, donde los de Pilsen tendrán que disputar su partido como locales al no reunir su estadio las condiciones de seguridad de la UEFA. Por su parte, la prensa del día en Dinamarca da la eliminatoria por perdida y ha rebautizado al Copenhague como “FC Catástrofe”.

17-08-2011