El paraíso y el infierno del amor, la fuerza traductora de Miloslav Uličný

12-05-2009

El paraíso y el infierno del amor. Bajo este sugerente título se esconde una cuidada recopilación de poemas españoles del siglo XV seleccionada y traducida por el profesor Miloslav Uličný. Durante la presentación del libro los asistentes tuvieron la oportunidad de escuchar fragmentos de la obra, declamados por el mismo traductor.

Miloslav UličnýMiloslav Uličný Misoginia y defensa de la mujer, celos, despecho, humor, enamoramientos o matrimonios infelices, todo se alterna en los 80 poemas elegidos para la antología.

Uličný, que comenzó a buscar materiales para la recopilación hace más de 12 años, dio preferencia en la selección a los temas más cercanos al lector actual, es decir, los amorosos. Y de hecho al leerlos uno puede comprobar como han cambiado (o no) las relaciones sentimentales desde el siglo XV. Para Uličný la concepción del amor de aquella época presenta ciertas diferencias con la actual.

“El amor hoy tiene unas posibilidades y unas formas muy amplias, mientras que en aquel entonces era imposible que se manifestase un amor homosexual, por ejemplo. Por otro parte claro está que una mujer infiel en aquel entonces era primero objeto de escarnio, segundo de interés también de la Inquisición”, explicó el traductor.

“El paraíso y el infierno del amor” (Ráj a peklo lásky) se nutre principalmente de los cancioneros de Baena, Estúñiga y Herberay des Essarts, y en parte del Cancionero General de Hernando del Castillo. En total unos 40 autores, 10 de ellos anónimos, y 4.000 versos.

El reto de Uličný, como el de cualquier traductor de poesía, no era solamente traducir el español de la época, sino principalmente crear él mismo poesía con la traducción, concebir un texto en checo que mantuviese tanto la rima como el ritmo.

“Rima, claro está, en todos los casos. En cuanto al ritmo también puedo decir que en la mayoría de los casos se corresponde al del original. Pero por otra parte, la traductología como tal sostiene la idea de que no se traduce el ritmo por el mismo ritmo, porque el material del verso español difiere del checo”, nos comentó Uličný.

Miloslav Uličný se considera seguidor de uno de los grandes traductores de español de la cultura checa, Antonín Pikard, de cuya muerte se cumple este año un siglo. Sin embargo, Uličný difiere de las ideas de Pikard en cuanto a la traducción de la rima.

“Rima consonante sí, rima asonante no, porque decía que en checo no se da la rima asonante con tanta misma frecuencia y además no tiene esa resonancia, y que el lector checo a veces ni siquiera la percibe. Yo creo que no es así. En checo la rima asonante tiene, diría yo, la misma función que en España si tomamos en consideración el tema. Y el tema sería por ejemplo el romancero en el caso español y en checo la canción popular”, sostuvo.

Uličný es actualmente uno de los más destacados traductores de español de la República Checa. En su haber se cuenta por ejemplo la versión checa del “Cantar del Mío Cid” y de obras de Lorca, Becquer, Cortázar o Calderón de la Barca. Uličný trabaja también en inglés, italiano y catalán.

En su faceta de traductólogo, es decir, estudioso del arte de la traducción, Uličný publicó en 2005 “Historia de las traducciones checas de literaturas de Espana e Hispanoamérica”, donde analiza desde la primera traducción al checo, las “Novelas ejemplares” de Cervantes, en el siglo XIX, hasta la actualidad.

12-05-2009