El Papa Francisco pide perdón por la muerte de Juan Hus

16-06-2015

El Papa Francisco ha lamentado la muerte en la hoguera del reformador checo Juan Hus, ejecutado durante el concilio de Constanza. Con motivo del 600 aniversario de su muerte, el Sumo Pontífice recibió este lunes en el Vaticano a una delegación de representantes religiosos checos.

La muerte de Juan HusLa muerte de Juan Hus La muerte de Juan Hus hirió de gravedad a toda la Iglesia Católica y se debería pedir perdón por ella. Así se expresó el Papa Francisco el pasado viernes durante las celebraciones del Sagrado Corazón de Jesús que tuvieron lugar en la archibasílica de San Juan de Letrán, en Roma.

Un lamento que anticipaba el tono de la reunión de este lunes con una delegación de iglesias cristianas checas con motivo de la conmemoración del 600 aniversario de la ejecución del reformador checo. Durante aproximadamente una hora, el Papa conversó sobre el tema con el arzobispo emérito de Praga, Miloslav Vlk y el obispo de Pilsen František Radkovský, así como con varios representantes de la Iglesia Husita Checoslovaca y de la Iglesia Evangélica de los Hermanos Checos.

Audiencia del Papa Francisco a la delegación Checa, foto: ČTKAudiencia del Papa Francisco a la delegación Checa, foto: ČTKEntre los presentes se encontraba también el historiador Jaroslav Šebek, que valoró así la postura de Francisco.

“Es más revolucionario que las palabras de Juan Pablo II el año 1999, cuando se disculpó por la muerte de Juan Hus. El hecho de que pida perdón es un avance mucho más radical. Muestra hacia dónde se ha movido la Iglesia en los últimos 25 años, desde 1989. Juan Hus ya no es percibido como un tema conflictivo, sino como un tema que puede reconciliar”.

Jaroslav Šebek, foto: Vendula Košíková, Radiodifusión ChecaJaroslav Šebek, foto: Vendula Košíková, Radiodifusión Checa De acuerdo con Šebek, el Papa reconoció la importancia de Hus para la cristiandad checa y en general para toda la sociedad, dentro y fuera del país. Invitó a los presentes a tomar una nueva perspectiva a la hora de afrontar temas conflictivos, revalorándolos a la luz de un nuevo contexto. Volvió a expresar su pesar por la muerte del reformador y afirmó que en la conciencia de la Iglesia debería haber una petición de perdón por cada ocasión en la que se mató en el nombre de Dios.

La jornada se cerró con una misa por la reconciliación y el perdón con motivo del martirio de Juan Hus, oficiada en el Pontificio Colegio Nepomuceno.

16-06-2015