El movimiento ANO parece estar fuera de juego en Praga

Los resultados de las elecciones comunales celebradas en la República Checa el viernes 5 y el sábado 6 de octubre pueden cambiar de manera significativa el mapa político de Praga.

Foto: ČTK / Jaroslav OžanaFoto: ČTK / Jaroslav Ožana Acabadas las elecciones comunales, las formaciones que recibieron el mayor apoyo están negociando posibles coaliciones. Los cambios más importantes se proyectan en la capital checa.

Representantes del Partido Cívico Democrático, foto: ČTK / Vít ŠimánekRepresentantes del Partido Cívico Democrático, foto: ČTK / Vít Šimánek A pesar de que entre los cinco partidos y movimientos que se aseguraron sus puestos en la Alcaldía de Praga hay una diferencia muy estrecha, el claro perdedor del sufragio es el movimiento ANO del primer ministro, Andrej Babiš.

La formación política que logró acumular el año pasado en las elecciones parlamentarias casi el 30% de los votos quedó en Praga en el quinto lugar con el 15.37%.

Uno de los líderes del movimiento ANO, Patrik Nacher, admitió que la formación podría acabar en la oposición.

“Puesto que terminamos en el quinto lugar, ahora vamos a esperar para ver quién quiere negociar con nosotros. No me parece que nos encontremos en una posición como para iniciar las negociaciones. Está claro que todo el proceso va a demorar varias semanas. Sin embargo, contamos también con la posibilidad de acabar en la oposición”.

De izquierda:  Ivan Pilný, Petr Stuchlík y Patrik Nacher, foto: ČTK / Michal KamarytDe izquierda: Ivan Pilný, Petr Stuchlík y Patrik Nacher, foto: ČTK / Michal Kamaryt El ganador del sufragio en Praga es el Partido Cívico Democrático, que obtuvo el 17.87% de los votos. Siguen los Piratas con el 17.07%, la agrupación Praha Sobě (Praga para sí) con el 16.57% y la coalición Fuerzas Unidas por Praga, formada por el partido TOP09, los democristianos y el Partido Ecológico Liberal, que dispone del 16.29% de los sufragios.

Sin embargo, la cooperación con el Partido Cívico Democrático ya fue rechazada tanto por los Piratas como por la agrupación Praha Sobě, y debido a que es bastante improbable la colaboración del ganador de las elecciones con el movimiento ANO y las Fuerzas Unidas por Praga, la salida más realista parece ser una coalición de los Piratas con Praha Sobě y las Fuerzas Unidas por Praga.

De este modo, las negociaciones entre las tres formaciones con el mayor potencial de coalición se pusieron en marcha inmediatamente después del fin de la votación.

Jan Čižinský, foto: ČTK / Vít ČernýJan Čižinský, foto: ČTK / Vít Černý Zdeněk Hřib, candidato del Partido Pirata a la alcaldía de Praga, sostuvo que lo más importante es encontrar un acuerdo sobre la posible futura agenda política de la coalición.

“Tenemos que ponernos de acuerdo sobre qué vamos a hacer, cómo lo vamos a hacer y sobre todo cuándo lo vamos a hacer. Nosotros preferimos reuniones conjuntas de las tres formaciones. Ahora esperamos a ver qué nos dicen las Fuerzas Unidas por Praga. En lo que se refiere a repartir las posiciones, eso es un asunto secundario”.

El problema que se abre enfrente de la posible coalición es quién va a ser el Alcalde Mayor de Praga, ya que tanto Zdeněk Hřib del Partido Pirata, como el líder de Praha Sobě, Jan Čižinský y Jiří Pospíšil de las Fuerzas Unidas por Praga tienen esta ambición.

Jiří Pospíšil, foto: ČTK / Ondřej Deml Jiří Pospíšil, foto: ČTK / Ondřej Deml A pesar de ello, Pospíšil sostuvo que no permitiría que las negociaciones fracasaran debido a discrepancias acerca del reparto de puestos.

“Las cuestiones personales no pueden poner en peligro la posible coalición. Sería una gran irresponsabilidad política. Puede que no lleguemos a un acuerdo a causa del programa. Sin embargo, yo nunca permitiría que las negociaciones se interrumpieran solo por tener más candidatos a la alcaldía”.

Las elecciones en Praga fueron marcadas por el fracaso de los socialdemócratas. El partido que disponía tradicionalmente de una importante influencia en los asuntos de la capital obtuvo solo el 2.87% de los votos y no tendrá ni un representante en la alcaldía.