El movimiento ANO amplía su presencia en el Parlamento Europeo, el Partido Pirata y SPD entran

27-05-2019

Los comicios europeos dejan varios puntos destacados en la República Checa, entre ellos la entrada al Parlamento Europeo del Partido Pirata y el partido Libertad y Democracia Directa (SPD), todo ello acompañado de una subida de la participación.

Las elecciones europeas, foto: ČTK / Dalibor GlückLas elecciones europeas, foto: ČTK / Dalibor Glück

Fuente: Archivo de ČRoFuente: Archivo de ČRo Las elecciones europeas celebradas este fin de semana dejan patente un mayor interés de los ciudadanos en política a nivel europeo que en los últimos eurocomicios.

Mientras que en la UE se ha registrado la mayor participación en los últimos 25 años (50.95%), la República Checa ha conseguido la mayor de su historia con un 28.72%, un aumento significativo si lo comparamos con el 18% de las últimas elecciones europeas.

En lo que concierne a los resultados, el movimiento ANO del primer ministro Andrej Babiš ha confirmado y ha aumentado su dominio, ya que con el 21.18% de los votos consigue seis europarlamentarios, dos más que en los pasados comicios.

El primer ministro evaluó de forma muy positiva los resultados, pues como declaró a la Radiodifusión Checa, había recibido ataques de todos sus rivales durante la campaña electoral.

“Nuestros rivales eran anti-Babiš, así que lo considero un gran éxito. Porque hemos conseguido 502 000 votos, que es un resultado excelente”.

Petr Fiala, foto: ČTK / Kateřina ŠulováPetr Fiala, foto: ČTK / Kateřina Šulová Otro de los grandes beneficiados ha sido el Partido Cívico Democrático, al que muchas encuestas situaban en tercera posición. No obstante, se ha hecho con la segunda posición gracias a obtener el 14.54% de los votos, que le otorga cuatro europarlamentarios, por lo que al igual que el movimiento ANO, aumenta en dos su presencia en Europa.

El líder del Partido Cívico Democrático, Petr Fiala, señaló que los resultados reflejaban que había mucho descontento con el gobierno de Andrej Babiš.

“Felicito a los ganadores de las elecciones, aunque espero que por última vez. Las elecciones han demostrado que la mayoría de los votantes quieren un cambio, que han votado en contra de la política del actual Gobierno”.

Ivan Bartoš, foto: ČTK / Kateřina ŠulováIvan Bartoš, foto: ČTK / Kateřina Šulová Por primera vez entra al Parlamento Europeo el Partido Pirata, el tercer partido más votado en la República Checa. Con el 13.95% de los votos ha obtenido tres escaños.

A pesar de haber logrado dichos escaños por vez primera, el líder del partido, Ivan Bartoš, no pudo esconder que esperaba algo más. De hecho, la mayoría de las encuestas los situaban en segunda posición.

“Considerábamos que nuestro objetivo era algo más ambicioso, se ha llegado a hablar del 20%, pero de todas maneras pienso que los resultados son buenos porque hemos crecido casi un 4% desde las últimas elecciones nacionales”.

Con el mismo número de eurodiputados que los piratas se sitúa la alianza entre el movimiento Alcaldes e Independientes (STAN) y TOP 09, que ha recibido el 11.65% de los votos, por lo que pierden un parlamentario respecto a las elecciones de 2014.

Tomio Okamura, foto: ČTK / Roman VondroušTomio Okamura, foto: ČTK / Roman Vondrouš Y entran en el Parlamento Europeo por primera vez en su historia, al igual que los piratas, el partido Libertad y Democracia Directa (SPD) de Tomio Okamura. El partido euroescéptico tendrá dos representantes después de haber obtenido el apoyo del 9.14% de los votantes. Para Okamura, los resultados se han dado de la manera que esperaban.

“Un eurodiputado habría sido una decepción, pero dos entraba en nuestros planes. Hemos conseguido lo que queríamos, que se vea que SPD tiene una posición sólida en la política checa, y ahora seguiremos con nuestro trabajo y nuestro programa también en el Parlamento Europeo”.

Si con la bajada de Alcaldes e Independientes y TOP 09 la fracción Popular Europea ha perdido un eurodiputado por parte de la República Checa, lo mismo ha sucedido con el democristiano Partido Popular, que con un 7.24% de los votos pasa de tener tres eurodiputados a tener dos.

Jan Hamáček, foto: ČTK / Michal KamarytJan Hamáček, foto: ČTK / Michal Kamaryt El último escaño europeo checo fue a parar al Partido Comunista de Bohemia y Moravia, que tampoco tiene mucho que celebrar. Con el 6.94% de los votos solo ha conseguido un eurodiputado, dos menos que en el año 2014.

Sin embargo, la gran debacle de la noche llegó de parte del Partido Socialdemócrata, que se quedó sin representación europea tras recibir la confianza de tan solo el 3.95% de los votantes. De esta forma pierde los cuatro eurodiputados con los que contaba en el Parlamento Europeo. El líder de los socialdemócratas checos, Jan Hamáček, reconoció la derrota e insistió en la necesidad de regenerar la Socialdemocracia.

TOP 09, foto: ČTK / Michal KrumphanzlTOP 09, foto: ČTK / Michal Krumphanzl “No puedo negar que ha sido un duro golpe para la Socialdemocracia, tenemos que evaluar qué significa esto. Por otro lado, la nueva dirección del partido lleva tres meses en funcionamiento y nuestra tarea está clara: reiniciar la Socialdemocracia para ganar elecciones”.

Por el momento, se puede prever que los tres grupos europeos más beneficiados por los resultados checos serán la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa (ALDE) con los seis diputados de ANO, en segundo lugar el Partido Popular Europeo (EPP) con cinco diputados que le llegan a través de la alianza de los Alcaldes e Independientes y TOP 09, así como del Partido Popular checo. En tercer lugar, y con mayor peso porcentual, están los cuatro diputados checos del Partido Cívico Democrático que irán a los Conservadores y Reformistas Europeos (ECR), con lo que la República Checa será el cuarto país que más eurodiputados aporta a dicho grupos.

27-05-2019