El ministro del Interior entrante quiere aumentar las filas de la Policía

09-07-2013

El ministro del Interior entrante, Martin Pecina, quiere reforzar el cuerpo de la Policía checa en aproximadamente tres mil agentes nuevos que se deberían encargar sobre todo de la seguridad en las ciudades más problemáticas. También se crearán nuevas unidades especiales.

Martin Pecina, foto: ČTKMartin Pecina, foto: ČTK En los últimos ocho años, el número de agentes de la Policía checa se ha reducido en unos ocho mil efectivos. El plan para este año contaba con 39.000 agentes, pero para alcanzar este número hace falta contratar a casi 4.000 policías. Según proclamó el ministro del Interior entrante, Martin Pecina, próximamente se realizará el reclutamiento de nuevos miembros.

"Actualmente el número de agentes de policía se ha reducido globalmente y creo que si aumentamos su número en las ciudades o regiones problemáticas o creamos otras unidades antidisturbios, por ejemplo, como la que se está actualmente preparando en la ciudad de Ústí nad Labem, y si el número va aumentando en entre 800 y 1000 agentes anualmente, en cuatro años podría haber hasta unos 42.000 guardias, y creo que este número será satisfactorio".

El presidente de la Policía Checa, Martin Červíček, recibió esta propuesta positivamente.

Foto: ČTKFoto: ČTK "Estoy contento de que se recluten nuevos miembros. En algunas zonas el refuerzo del cuerpo de la Policía sería un gran aporte. Este asunto lo debatiremos con los especialistas, representantes de las regiones y el poder ejecutivo, y así intentaremos aumentar un número concreto de miembros de la Policía, sobre todo en las localidades que consideramos muy inseguras", afirmó.

Červíček asimismo agregó que sería beneficioso aumentar las filas de la Policía en las regiones de Ústí nad Labem, Moravia-Silesia y otras localidades en las que actualmente la seguridad está garantizada, pero en detrimento de otras regiones.

Aunque el presidente de la Policía checa no quería hablar de las cifras concretas del refuerzo, mencionó que le gustaría aumentar el número de agentes en el sector que se ocupa de la problemática de drogas y robos. Además afirmó que habrá que enfocarse en la lucha contra el extremismo, aludiendo a los disturbios de la semana pasada que surgieron en la ciudad de České Budějovice y en los que los manifestantes anti-gitanos se enfrentaron a la Policía.

Foto: Filip Jandourek, ČRoFoto: Filip Jandourek, ČRo El ministro del Interior entrante, Martin Pecina, considera como prioritario el refuerzo del número de policías en las calles y en las zonas problemáticas, sin embargo, afirmó que también aumentarán las unidades que se ocupan de corrupción y delincuencia financiera.

El ministro del Interior entrante asimismo avisó que planea subir el sueldo a los agentes de policía.

09-07-2013