El ministro de Transportes quiere leyes al estilo de Robin Hood

30-08-2010

El ministro de Transportes, Vít Bárta, quiere que los ricos paguen por infracciones de tránsito multas más altas que la personas de menores ingresos. Para el primer ministro Petr Nečas se trata de una propuesta que le recuerda las medidas aplicadas por los regímenes totalitarios.

Vít Bárta, foto: ČTKVít Bárta, foto: ČTK Las infracciones de tránsito son castigadas con multas y el monto depende de la gravedad de la falta. No obstante, el ministro de Transportes Vít Bárta quiere aplicar cambios un tanto insólitos en las tierras checas.

Según la propuesta del ministro las multas no dependerán solo de la intensidad de la falta sino que también de los ingresos del infractor.

Por una misma infracción habrá varias tarifas. En caso de tratarse de una persona adinerada pagaría más que un conductor de bajos recursos.

Petr NečasPetr Nečas Al primer ministro Petr Nečas la propuesta le parece ilógica, y le preocupa el hecho de que otorgaría competencias desmesuradas a la Policía de Tránsito.

“La idea de que la Policía de Tránsito tenga acceso a informaciones sobre los ingresos o propiedades de una persona con el fin multarla, por una infracción de tránsito, me parece una medida propia de un régimen totalitario”, indicó Nečas.

Para el jefe del Gobierno la propuesta del ministro tiene muchas lagunas. El hecho de que una persona conduzca un automóvil caro, no necesariamente significa que su dueño sea automáticamente un millonario o viceversa.

El ministro de Transportes sostuvo en su defensa que el tipo de automóvil sería tan solo uno de los criterios para determinar el monto de la multa.

Bárta, asegura que se ha inspirado en leyes vigentes en Suiza y Finlandia, y que a finales del año presentará su proyecto de enmienda a la ley de tránsito.

El ministro pidió a un grupo de expertos que elaboren un análisis y que estudien las leyes vigentes en Europa, porque no se trata de inventar algo totalmente nuevo.

Independientemente de la propuesta del ministro Bárta, la situación en las carreteras checas no es buena. El número de accidentes de tránsito mantiene una tendencia ascendente y un test sobre el nivel de conocimiento de las normas de tránsito promovido por la Televisión checa demostró que el 75 por ciento de los conductores checos no domina en su totalidad las reglas del tráfico.

30-08-2010