El Ministro de Transportes anunció que presentará su dimisión por escándalo de corrupción

08-04-2011

Tras escándalo de corrupción en el partido Asuntos Públicos, el ministro de Transportes, Vít Bárta, líder oficioso de la formación, anunció que presentará al primer ministro su dimisión, pero que se mantendrá en el Partido.

Ministro de Transportes, Vít Bárta. Foto: ČTKMinistro de Transportes, Vít Bárta. Foto: ČTK Hace dos años atrás casi nadie conocía al partido Asuntos Públicos (VV). Hoy es uno de los tres integrantes de la coalición gubernamental. Durante la campaña electoral vendieron una imagen fresca y nueva. Sus cabezas visibles fueron dos jóvenes rubias, con caras de inocentes, y un aguerrido periodista, conocido por denunciar escándalos de corrupción.

El partido, que hizo de la lucha contra la corrupción su bandera de combate ve ahora como se tambalean sus cimientos. La presidenta de la bancada parlamentaria, Kristýna Kočí, se sumó al vicepresidente de la formación Jaroslav Škárka, que esta semana acusó de soborno al líder oficioso del grupo y ministro de Transportes, Vít Bárta.

Kristýna Kočí y Jaroslav Škárka, foto: ČTKKristýna Kočí y Jaroslav Škárka, foto: ČTK Kočí informó que Bárta le había entregado 20.000 euros para encubrir actividades sospechosas del partido, por lo que presentó una denuncia ante la Fiscalía.

Después de dramáticas reuniones en la sede parlamentaria del partido y confusas declaraciones a los medios de comunicación, el líder de Asuntos Públicos Radek John anunció la expulsión de tres ‘rebeldes’.

“El Consejo del Partido Asuntos Públicos acordó pedir a los diputados Jaroslav Škárka, Stanislav Huml y Krýstina Kočí, que abandonen sus cargos en la Cámara Baja”, dijo John.

Radek John, foto: ČTKRadek John, foto: ČTK En una entrevista para la Televisión checa, el diputado Stanislav Huml, conocido por sus críticas contra Bárta, se puso del lado de Škárka y Kočí y voluntariamente renunció a su escaño en la Cámara Baja.

La lucha intestina en Asuntos Públicos afecta directamente el futuro del Gobierno tripartito, integrado además por el Partido Cívico Democrático y TOP 09, porque la eventual pérdida de tres diputados le quitaría la mayoría en la Cámara Baja.

Los escándalos de corrupción se han convertido en un tema casi omnipresente en los medios de comunicación, lo que refleja la atmósfera que se vive en la sociedad checa, como indica la politóloga Vladimíra Dvořáková.

“Creo que lo sucedido nos ofrece una imagen más de la crisis política que afecta al país. Los políticos no debaten sobre programas de gobierno, se dedican a buscar materiales que puedan comprometer a sus rivales. Semejante comportamiento es válido entre las organizaciones de mafiosos”, dijo Dvořáková.

Foto: ČTKFoto: ČTK Por su parte, el líder de Asuntos Públicos, Radek John, que a su vez es ministro del Interior, aseguró que la crisis de su partido responde a una confabulación orquestada por los rivales políticos.

El diario Mladá Fronta Dnes publica este viernes un extenso material sobre los vínculos entre la agencia de seguridad ABL, antiguamente dirigida por Vít Bárta, y el partido Asuntos Públicos. Los reporteros publican documentos sobre la estrategia de Bárta, que administra su partido como si fuera un proyecto comercial con el objetivo de ganar el mayor poder económico posible dentro de la sociedad.

Según el diario, en su proyecto Bárta cuenta con la aplicación de todos los instrumentos que le permitan llevar a buen puerto su cometido, y entre ellos no descarta, el soborno, la intimidación, el espionaje y la concentración de materiales comprometedores.

08-04-2011