El metro de Praga ya no viajará después de medianoche

22-02-2012

Una mala noticia para los amantes de la vida nocturna de Praga: el Ayuntamiento de la capital checa suspende el horario extendido de los fines de semana del transporte público. Debido a la introducción de medidas ahorrativas, los ediles decidieron que el metro termine a funcionar a medianoche.

El Ayuntamiento de Praga introdujo los horarios extendidos del transporte público con gran pompa en septiembre de 2010. En concordancia con esa medida, los fines de semana el metro, y sus enlaces correspondientes de tranvías y autobuses, transportaban a los pasajeros hasta la una de la madrugada. A partir del próximo 4 de marzo, el último tren volverá a salir a medianoche, así como lo hace durante la semana laboral.

Según un análisis realizado por el Consejo Municipal, el horario extendido fue poco efectivo, explicó el secretario de Transportes, Josef Nosek.

“Los pasajeros aprovecharon los horarios extendidos de manera mínima, el uso ascendió apenas a un 10%. Transportar aire es muy poco efectivo”, dijo.

La nueva normativa se debe a los recortes financieros que el Ayuntamiento debe realizar en el sector del transporte público. Gracias a la anulación del horario extendido del metro, Praga espera ahorrar este año 2,2 millones de euros, aproximadamente.

Sin embargo, debido al recorte general del 5% del presupuesto de la capital checa para el año 2012, la Empresa de Transporte Público se verá obligada a adoptar más medidas ahorrativas. De no lograrlo, tendría que aumentar el precio de los billetes.

“Uno de nuestros objetivos es asegurar un funcionamiento más efectivo de la Empresa del Transporte Público en general, es decir, reducir sus gastos. Además, es necesario optimizar la red de líneas del transporte público, o sea, prolongar intervalos de los enlaces poco utilizados y, si no queda otra, anularlos. En caso de que no consigamos los ahorros necesarios, tendríamos que subir las tarifas”, señaló Nosek.

Una de las medidas ahorrativas, aprobadas recientemente por el Ayuntamiento de Praga, será la introducción de precios fijos del combustible y la energía eléctrica para la Empresa de Transporte Público.

Por otro lado, los ediles garantizaron los medios necesarios para terminar la prolongación de la línea A del metro, prevista para el año 2014.

22-02-2012