El metro de Praga cumple 45 años

09-05-2019

Hace 45 años inició su recorrido el primer tren del metro de Praga. Desde su apertura el metro se ha expandido diez veces.

Foto: Archivo de DPPFoto: Archivo de DPP Se celebran 45 años desde que el metro de Praga inició su circulación. El 9 de mayo de 1974 subieron al tren subterráneo los primeros pasajeros checoslovacos y viajaron a lo largo del tramo recién terminado de la línea C entre las estaciones Kačerov y Sokolovská (hoy en día Florenc). En ese momento, Praga se convirtió en la ciudad número 53 del mundo donde operaba un metro.

La gran inauguración en la estación de metro Kačerov sirvió para conmemorar la liberación de Praga por parte del Ejército Rojo. Para el régimen comunista esto fue una buena oportunidad para manifestar sus relaciones con la Unión Soviética, que se habían debilitado a finales de los años sesenta. La ayuda soviética fue aplaudida durante la ceremonia por el entonces alcalde de Praga, Zdeněk Zuska.

Foto: Archivo de DPPFoto: Archivo de DPP “Sin la ayuda de los técnicos y expertos soviéticos no hubiéramos logrado celebrar este día. Por eso consideramos que es el resultado de un trabajo conjunto”.

La apertura del metro en 1974 contó con la participación del entonces secretario general del Comité Central del Partido Comunista, Gustav Husák, y fue transmitida en directo por la Radiodifusión Checoslovaca.

“El secretario general, acompañado por invitados checoslovacos, se acerca a la cinta amarilla-roja, extendida sobre una alfombra verde que lleva a la puerta de la estación de metro Kačerov. Los invitados especiales acuden a la cinta, la cortan, y la puerta del metro se ha abierto”.

Desde el principio circulaban en el metro de Praga vagones de producción soviética. La Unión Soviética además suministraba otras tecnologías y equipos a la República Checoslovaca, como las escaleras mecánicas.

Foto: Archivo de DPPFoto: Archivo de DPP Los ideólogos socialistas aprovecharon este hecho para promocionar el metro de Praga como un ejemplo de cooperación entre la Unión y Checoslovaquia. Por eso los antiguos nombres de las estaciones, como Moskevská (Estación de Moscú) o Leninova (Estación de Lenin), como explica Pavel Fojtík de la Empresa de Transportes de Praga.

“En aquellos tiempos el metro estaba bajo la jurisdicción de una comisión especial del Partido Comunista, es decir, un organismo político decidía sobre los nombres de las estaciones. En el vestíbulo occidental de la Estación de Lenin apareció una enorme escultura del líder. Permaneció allí incluso después de 1990, pero se construyó un quiosco en frente de ella, que la escondió por completo”.

Durante los 45 años de su existencia, la longitud del metro se ha multiplicado por diez, de sus iniciales 6.5 kilómetros a los actuales 65. En 1978 empezó el recorrido en la primera sección de la línea A. La tercera línea B fue abierta en 1985.

09-05-2019