El jefe del Gobierno checo se dirige a la Casa Blanca

07-03-2019

La visita del primer ministro checo, Andrej Babiš, a Estados Unidos culmina este jueves con un encuentro en la Casa Blanca con el presidente Donald Trump.

Andrej Babiš, foto: ČTK/Vondrouš RomanAndrej Babiš, foto: ČTK/Vondrouš Roman

La no aplicación de aranceles por parte de Estados Unidos a las exportaciones a ese país de automóviles de países de la Unión Europea es uno de los temas principales del encuentro del primer ministro checo, Andrej Babiš, con el presidente estadounidense, Donald Trump. Otros temas son la situación internacional sobre todo el conflicto en Siria y la postura frente a China, la seguridad cibernética, el comercio mutuo y la cooperación científico-técnica.

Andrej Babiš en EE.UU., foto: ČTK/Vondrouš RomanAndrej Babiš en EE.UU., foto: ČTK/Vondrouš Roman Babiš, quien es el primer jefe del Gobierno checo después de siete años en ser recibido en la Casa Blanca, destacó que su visita podría impulsar un nuevo avance en las relaciones bilaterales.

“Considero que podemos hablar de un tal reinicio de los contactos y cooperación bilateral entre la República Checa y Estados Unidos. Porque hace tiempo que un presidente o primer ministro checo no visitan este país”.

Los políticos checos depositan grandes esperanzas en los resultados de las negociaciones de Babiš y Trump. En su víspera, el ministro de RR.EE., Tomáš Petříček, dijo que desde su punto de vista, uno de los temas fundamentales es la seguridad, incluyendo la cibernética.

”El primer ministro, Andrej Babiš, quería hablar con Donald Trump sobre temas de seguridad. Entre estos se incluye también la situación actual en algunas zonas del mundo, por ejemplo en Afganistán y Siria, en donde la República Checa está interesada en la estabilización de los conflictos”.

Lubomír Metnar, foto: OISV, CC BY-SA 4.0Lubomír Metnar, foto: OISV, CC BY-SA 4.0 El ministro de Defensa, Lubomír Metnar, resaltó la importancia de la participación de los dos países en las misiones militares internacionales, coincidiendo con el ministro Petříček en que el tema de seguridad es lo fundamental en el mundo de hoy.

”En vista de la insegura situación en el mundo, lo más importante es hacer lo posible por garantizar la seguridad. En cuanto a las amenazas existentes, el terrorismo ocupa el primer lugar. Le sigue el peligro de ataques cibernéticos y luego también las actividades que desarrolla Rusia”.

El programa de la visita de Andrej Babiš a Estados Unidos incluye 24 encuentros en total. Este miércoles Babiš mantuvo conversaciones en la Universidad de Maryland, donde fue acordada una cooperación más estrecha de los especialistas estadounidenses en desarrollo de la inteligencia artificial con científicos checos. Babiš, quien considera este sector como una de las vías fundamentales para el futuro desarrollo del país, sostuvo que Chequia podría convertirse en uno de los grandes centros europeos de la inteligencia artificial.

El primer ministro checo se reunió el miércoles asimismo con representantes del sector comercial y empresarial estadounidense. Los datos estadísticos documentan el creciente intercambio comercial entre los dos países. El año pasado, por ejemplo, EE.UU. fue el decimosegundo socio comercial en importancia desde el punto de vista de los exportadores checos, y el primero fuera de la Unión Europea.

Gina Haspel, foto: public domainGina Haspel, foto: public domain Andrej Babiš resaltó que desea que la cooperación económica y el intercambio comercial entre Chequia y Estados Unidos sean más intensivos todavía.

”Esa es nuestra tarea, o sea que impulsemos más todavía nuestros negocios con Estados Unidos. No obstante, cabe decir que estos se desarrollan bastante bien, ampliándose todos los años más y más. Aunque, en mi opinión, hay allí todavía un gran potencial para ser aprovechado”.

El punto culminante del programa del miércoles de la estadía de Andrej Babiš en Norteamérica fue su visita a la sede de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en Langley, cerca de Washigton. Babiš es el primer jefe del Gobierno checo desde la Revolución de Terciopelo de 1989 en ser recibido en esa institución, donde mantuvo un encuentro con su directora, Gina Haspel. Representantes de los partidos parlamentarios checos consideran esta visita como un alto reconocimiento de Estados Unidos del trabajo del Servicio de Inteligencia checo.

07-03-2019