El Instituto Checo para la Investigación de las Adicciones funciona en realidad como lobby para los casinos

09-04-2014

Aunque en apariencia independiente, el Instituto Checo para la Investigación de las Adicciones se halla vinculado económicamente a una empresa de juegos de azar y entre sus actividades figura la elaboración de informes para los ayuntamientos donde recomienda que no se prohíban los casinos, según ha descubierto la Televisión Checa.

Petr Verosta, foto: ČT24Petr Verosta, foto: ČT24 Petr Verosta fue en su momento un adicto a los juegos de azar y máquinas tragamonedas. Consiguió superar su dependencia y poco después fundó el Instituto Checo para la Investigación de las Adicciones (Český institut pro výzkum závislosti), una Organización No Gubernamental dedicada a la prevención y la lucha contra la ludopatía.

Verosta se convirtió así en una figura pública que aparecía en los medios de comunicación en calidad de antiguo ludópata y experto en este tipo de adicción. Sin embargo sus actividades han sido fuertemente cuestionadas este martes de manos de la Televisión Checa. En un reportaje de investigación, uno de los periodistas del ente demostró que el Instituto prepara informes para ayuntamientos checos de todo el país en los que recomienda que no se supriman los casinos.

Jan Šnajdr, foto: ČT24Jan Šnajdr, foto: ČT24 Jan Šnajdr, de la Asociación de Empresas de Azar (UNASO), ante las pruebas presentadas por el reportero, admite que Verosta le ayudó a elaborar un informe para el Ayuntamiento de Ústí nad Labem.

“El señor Verosta me revisó un documento que yo había preparado. Me interesaba su valoración acerca de nuestro punto de vista en cuanto al grado de éxito de la autorregulación del azar en Ústí nad Labem. Mi objetivo era presentar datos que fueran convincentes para el destinatario, es decir, para el alcalde”, explicó.

No se trata sin embargo de la primera sospecha. El Instituto ya se había desacreditado en 2012, cuando el diario Hospodářské Noviny reveló que Verosta recibía financiación precisamente de casinos y otras empresas relacionadas con el azar. Verosta negó categóricamente en su momento las acusaciones.

Foto: Archivo de Radio PragaFoto: Archivo de Radio Praga “Realmente no tenemos ningún tipo de conexión, ni estamos a sueldo de los gestores de estos negocios para que alteremos o manipulemos los datos”, aseguró.

Lo cierto es que uno de los más cercanos colaboradores de Verosta, Jiří Valeš, es uno de los directivos de la empresa Wekosa, dedicada a loterías y juegos de azar.

Los evidentes lazos entre la industria del juego y el Instituto no han impedido que la organización dirigida por Verosta recibiera el año pasado una dotación del Gobierno de 27.000 euros. La subvención tenía el objetivo de apoyar las actividades de la organización a la hora de atender y aconsejar a ludópatas que solicitaran ayuda.

La noticia llega en un momento delicado para casinos y administradores de máquinas tragamonedas. Desde que el año pasado quedara en manos de las alcaldías la prohibición o no del azar, se preparan referendos municipales por iniciativa ciudadana por todo el país.

09-04-2014