El índice de percepción de la corrupción vuelve a empeorar en Chequia

02-12-2011

El índice de percepción de la corrupción en Chequia volvió a empeorar por tercer año consecutivo. En la clasificación realizada por la organización Transparencia Internacional, la República Checa ocupó la posición 57, que comparte junto a Namibia y Arabia Saudita.

En comparación con el año pasado, la República Checa bajó cuatro escaños situándose en la posición 57 del índice de percepción de la corrupción, realizada en 183 países por Transparencia Internacional.

Con 4,4 puntos en una escala de 10, Chequia figura entre los países comunitarios que menos puntos han sacado, queda en el lugar 23 de los Veintisiete, según señaló en la Televisión Checa el director de la sucursal checa de dicha organización, David Ondráčka.

“Es preocupante que la República Checa se sitúe por debajo de casi todos los países con desarrollo económico similar, ya sea de la Unión Europea o de la OCDE”.

Karolína Peake, foto: ČTKKarolína Peake, foto: ČTK El director agregó que la corrupción en la administración estatal checa representa el problema más grave. Además, tildó de alarmante el aumento de casos de fraude de recursos financieros de los fondos europeos y en el sector privado.

Por su parte, la encargada gubernamental para la lucha contra la corrupción, la viceprimer ministra Karolína Peake, reiteró que el empeoramiento del índice no significa que la situación en realidad ha empeorado.

“Los datos ofrecidos por Transparencia Internacional reflejan la percepción subjetiva de la corrupción. Si hemos descendido en la clasificación, no quiere decir que la situación real en el país haya empeorado. Al contrario, eso puede reflejar el hecho de que la corrupción ha pasado a ser el tema número uno en la sociedad, que es más discutido y más conocido”, insistió.

David Ondráčka (Transparencia Internacional), foto: Archivo del Ejército checoDavid Ondráčka (Transparencia Internacional), foto: Archivo del Ejército checo La lucha contra la corrupción sigue representando uno de los objetivos principales del Gobierno de Petr Nečas. Para dar un ejemplo, el primer ministro resaltó que el Gabinete aprobó una nueva ley sobre las licitaciones públicas y que anuló los contratos de colaboración con intermediarios sospechosos en cuanto a la adquisición de la técnica militar.

Según la clasificación publicada por Transparencia Internacional, Nueva Zelanda, Dinamarca y Finlandia son los países mejor ubicados en el ranking, mientras en el otro extremo de la tabla se sitúan Myanmar, Corea del Norte y Somalia.

Entre los países hispanohablantes, Chile, en la posición 22, es el menos corrupto, mientras la peor situación se registra en Venezuela, que ocupó el sitio 172 de los 183 países valorados.

02-12-2011