El hospital Motol abre nuevo centro para el tratamiento de la epilepsia

14-01-2019

El hospital Motol de Praga ha abierto un nuevo centro para la investigación y el tratamiento de la epilepsia. El objetivo del centro es vincular la investigación con la práctica clínica.

Ilustrační foto: Chris Hope, CC BY 2.0Ilustrační foto: Chris Hope, CC BY 2.0Especialistas checos trabajarán en la investigación de la epilepsia y nuevos métodos de tratamiento en un nuevo centro que se abrió en el Hospital Motol de Praga. El centro quiere asegurar que los conocimientos de la investigación se lleven más rápido a la práctica para poder ser utilizados en el tratamiento de la enfermedad.

Přemysl Jiruška, foto: archiv Nadačního fondu NeuronPřemysl Jiruška, foto: archiv Nadačního fondu Neuron En el centro colaborarán más de 20 médicos y científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad Carolina y de la Academia de Ciencias. Uno de ellos, Přemysl Jiruška del Instituto de Fisiología de la Academia, explica la importancia del centro.

“El nuevo centro está formado por equipos de diferentes campos que se especializan en la epilepsia. La visión del centro es asegurarles a los enfermos una vida de calidad, sin ataques epilépticos. Nuestro objetivo es buscar nuevas formas de diagnosticar la epilepsia y curarla de manera efectiva”.

La epilepsia no es un trastorno mental, sino una enfermedad física que afecta al cerebro. Existen variantes dentro de la enfermedad y hay diferentes tipos de ataques epilépticos. Sin embargo, la epilepsia no siempre se manifiesta en la forma de convulsiones acompañadas por la pérdida de conciencia. Puede por ejemplo tener la forma de hormigueos o pérdida de memoria. Los ataques pueden producirse incluso durante el sueño.

Uno puede verse afectado por la epilepsia a cualquier edad, ya sea basado en la genética o como resultado de una lesión, el parto, una cirugía o estrés. En la mayoría de los casos, la epilepsia es curable, dice Jiruška.

Foto ilustrativa: pennstatenews via Foter.com / CC BY-NC-NDFoto ilustrativa: pennstatenews via Foter.com / CC BY-NC-ND “La mayoría de los tipos de epilepsia se pueden curar, es decir, los síntomas se pueden reducir gracias a los medicamentos. Sin embargo, un tercio de los pacientes no responde al tratamiento actual. Es necesario buscar nuevas formas de curar la enfermedad”.

Los médicos y científicos quieren analizar las causas de la epilepsia y desarrollar herramientas de diagnóstico y procedimientos más efectivos para curar la enfermedad. Para este propósito utilizarán tecnologías modernas como la inteligencia artificial y la nanotecnología. Los equipos interdisciplinarios se centrarán también en la investigación de la epilepsia en los pacientes que no responden al tratamiento médico.

“En Chequia hay excelentes clínicas donde se trata la epilepsia. Nuestros neurocirujanos y matemáticos trabajan en los métodos de visualización y genética molecular y estudian la epilepsia sobre una base genética. Queremos aunar nuestros esfuerzos y ayudar a los pacientes con epilepsia”.

En la actualidad hay cerca de 100 000 epilépticos en Chequia. Según la Academia de Ciencias el número de pacientes aumenta en unos 5000 cada año. Las formas más ligeras de la enfermedad no afectan la vida normal de los pacientes, pueden ir al trabajo, hacer deporte y tener hijos.

14-01-2019